El oscurantismo sobre la deuda total que tiene Abengoa ha sido evidente desde que, el pasado mes de agosto, anunciara la ampliación de capital de 650 millones de euros. En su última presentación de resultados, la compañía anunció una deuda financiera de 5.598 millones de euros, un 23% por debajo de la presentada a cierre de 2014. Pero ¿quiénes son sus acreedores?

La banca perderá más dinero del que inicialmente estaba previsto con la previsible declaración de concurso de acreedores de Abengoa. De hecho, salvo milagro de última hora y que no vendrá de la mano de Gonvarri, la compañía hará frente a un agujero de cerca de 6.500 millones, aunque hay voces que hablan de 9.000 millones de deuda. Esto dejaría a la compañía como la mayor suspensión de pagos en España desde que Martinsa Fadesa dejara un agujero de 7.000 millones de euros.

Aun así, la exposición total de la banca asciende a 20.265 millones, teniendo en cuenta créditos sindicados, líneas de circulante, avales y financiación de proyectos. Una clasificación de riesgos que lidera Banco Santander y en el que las entidades españolas tienen un riesgo de 3.500 millones y el Estado español – vía ICO y Bankia – estaría expuesto con 600 millones, según diversas fuentes. 

La deuda registrada en Bloomberg, un 37%, estaría en manos de grandes gestoras internacionales: 

Deuda agregada Abengoa



Entre 2016 y 2021 tiene vencimientos que ascienden a 4.600 millones. Solicitará el concurso al no poder afrontar dichos vencimientos.

Distribución deuda Abengoa