El Tesoro Español ha regresado a la senda positiva volviendo a colocar más deuda de la prevista este martes, después de que la semana pasada se quedara por debajo de objetivo. 


El Tesoro ha colocado 4.050 millones en letras a 3 y 9 meses, por encima de su objetivo, aunque ha tenido que ofrecer a los inversores tipos más altos que en la anterior ocasión.

En concreto, el organismo ha vendido 1.050 millones en letras a 3 meses, tras registrar unas peticiones que han superado en 3,3 veces lo colocado (2,3 veces en la anterior subasta). El tipo medio de estas letras ha pasado del 0,056% al 0,130%, mientras que el marginal ha subido al 0,154% frente al 0,064% anterior.

En el tramo de letras a 9 meses, el Tesoro ha emitido 3.000 millones, después de registrar una demanda que ha superado en 2,1 veces lo vendido (1,5 veces en la anterior ocasión). En este caso, el tipo medio ha pasado del 0,146% al 0,359%, mientras que el marginal ha escalado al 0,372% frente al 0,155% anterior.

La semana pasada el Tesoro no consiguió cumplir con lo que ya es tradición: colocar deuda por encima del máximo previsto. Debido a la incertidumbre por la recuperación europea, el organismo se quedó por debajo del objetivo y colocó 3.200 millones, en vez de los 3.500 que fijaba de tope.