El Tesoro ha logrado colocar 5.006 millones en bonos de largo plazo, cumpliendo con el objetivo máximos previsto. Además, ha reducido el interés en dos de los 3 tramos subastados.


En concreto, el Tesoro ha vendido 1.000 millones en bonos con vencimiento en abril de 2017. En este tramo el interés ofrecido a los acreedores asciende a 1,331%, ligeramente por encima del 1,309% de la anterior subasta de estas características. Además, la demanda casi ha cuadriplicado la oferta.

En los bonos con vencimiento en abril de 2019, el organismo ha logrado colocar 2.671 millones.El interés se ha situado en el 1,991%, por debajo del 2,75% anterior. El interés por estos bonos ha sido el inferior de la subasta de hoy, 1,84 veces por encima de la oferta.

En el tramo de mayor duración, el de los bonos con vencimiento en octubre de 2028 ha vendido 1.333 millones, a un interés del 3,846%, frente al 4,199% de enero. El ratio de cobertura se ha situado en 1,89 veces.

Ésta ha sido la segunda subasta que celebra el Tesoro esta semana, después de que el martes colocara más de 3.000 millones de euros en letras a 3 y 9 meses, por encima del objetivo máximo previsto, aunque tuvo que elevar ligeramente el tipo de interés de ambas denominaciones.

La prima de riesgo española se sitúa en niveles de 173 puntos básicos, mientras que el Ibex 35 sigue sin salir de terreno negativo y cede un 0,62% hasta los 10.030 puntos.