El Tesoro Español ha vuelto al mercado aprovechando la buena coyuntura. Con la prima de riesgo y el bono a 10 años en mínimos, el organismo ha logrado colocar a buen precio deuda a 3 y 9 meses.


En concreto, el Tesoro ha colocado 3.060 millones de euros en letras a 3 y 9 meses. Este monto ha estado por encima de lo previsto, pues el organismo esperaba captar entre 2.000 y 3.000 millones.

En concreto, el Tesoro ha vendido 1.070 millones en letras a 3 meses (1.130 millones en la subasta previa de este papel). La rentabilidad media ha subido hasta el 0,324 % desde el 0,189 % anterior. La demanda se ha elevado a 4,1 veces, desde las 3,2 de la anterior subasta.

En el caso de la subasta de papel de 9 meses, se coloca 1.990 millones (1.880 millones en la anterior). La rentabilidad en este tramo ha descendido a 0,465 %, desde 0.48 %, mientras que la demanda relativa se ha situado en 2.5 veces desde las 2.4 de la anterior vez.

Según José Luis Martínez Campuzano, de Citigroup, “con tipos de interés ya tan bajos, es fácil entender su volatilidad. Lo importante sigue siendo la elevada demanda que se mantiene”.

A finales del primer trimestre el Tesoro ya había colocado casi la mitad de la emisión neta prevista para el año, exclusivamente a través de deuda a medio y largo plazo (30.000/60.000 millones).

El Tesoro espera captar hasta 8.500 millones en las dos subastas que celebrará a lo largo de la semana. A la subasta de hoy, se sumará la del jueves, en la que el organismo espera captar entre 4.500 y 5.500 millones de euros. En dicha cita el Tesoro sacará al mercado bonos a 3 años cupón con del 2,10% y vencimiento a 30 de abril de 2017, bonos a 5 años con cupón del 2,75% y vida hasta el 30 de abril de 2019, y obligaciones del Estado a 10 años con cupón del 3,80% y vencimiento a 30 de abril de 2024.

Tras la subasta de hoy, la prima de riesgo española desciende a 156 puntos básicos y la rentabilidad del bono español en el 3% . El Ibex 35 mantiene las subidas moderadas y avanza un 0,24% hasta los 10.317 puntos.