Pablo García, director general de Carax Alphavalue, dice sentirse “muy preocupado” ante la situación griega. 

“Es la primera vez que un país de la zona euro no paga sus deudas al FMI. Es algo desesperanzador. Aunque el bosque de fondo es positivo, este hito es demasiado importante como para estar tomando posiciones ahora.

Ayer tuvimos una sesión negativa en la renta fija, con el Bund sirviendo como refugio, pero es que el referéndum sobre sí o no a Europa es algo que nos estamos planteando nosotros porque, en realidad, ellos votarán sobre las medidas de ajuste propuestas por el FMI. Estamos haciendo demasiadas tonterías como para saber dónde está el suelo en las bolsas. No hay un camino. La mejor recomendación en estos casos es mantener las posiciones cubiertas que es lo que han hecho los institucionales a través de la venta de futuros por coberturas.

Bancos, constructoras y cíclicos pueden caer. Los bancos son los más expuestos por el efecto contagio que supondría una mayor aversión al riesgo. Salvo un par de circunstancias que van al libre albedrío por otras cuestiones, lo mejor es cubrir las carteras y seguir leyendo. Esto no es análisis fundamental ni técnico, sino un nuevo capítulo que aún no se ha escrito.

La salida a bolsa de Euskaltel se produce en el peor momento. Podría haberlo suspendido perfectamente hasta después del verano.


*Declaraciones a Radio Intereconomía