El mercado no tiene muy buena pinta a primera hora. Ayer EEUU tenía problemas importantes y esta mañana ha sorprendido la caída tan importante del Nikkei preocupado por la caída de las bolas mundiales, desplome del crudo y por la fortaleza del Yen frente al dólar que da al traste con la estrategia del BoJ.
 
Las bolsas europeas abrirán a la baja y las referencias no son positivas porque ha habido sorpresa en Alemania con la caída de la producción industrial en dato intermensual y el dato de exportaciones tampoco ha sido bueno. Estaremos muy pendientes del Ibex35.

El soporte a primera hora pinta mal sobre todo si tenemos en cuenta que los bancos seguirán bajo presión.

En cuanto al dinero que escapa de los mercados con más riesgo, vemos cómo ayer el bono a diez años USA subió, el Yen sube, el oro está en niveles que no veíamos desde hace meses y el  bund alemán en e niveles del 0,20% con lo que la gente está buscando refugio.

En este escenario recomendamos bastante calma y replantearse la cartera en valores con buenos fundamentales, diversificados y que no se dejen llevar por el pánico. La liquidez es una alternativa porque vemos el bono español y el alemán en muchos tramos en rentabilidades negativos y nos muestra que la gente quiere estar protegida incluso a costa de perder dinero.

Los bancos le duelen todo lo que arrastra en los últimos años: euríbor en terreno negativo, presión en los márgenes, alarma sobre el sector financiero…evidentemente la influencia de las materias primas, donde muchos proyectos están financiados por la banca.

Declaraciones a Radio Intereconomía