El beneficio de la compañía aumentó en un 161% en los nueve primeros meses del año hasta situarse en 162 millones de euros.
 
Parte de este incremento se debe a la incorporación a sus activos del 100% de la las plantas termosolares Extresol 2 y Extresol 3 a Bow Power, la compañía de desarrollo resultado de la alianza del Grupo ACS y Global Infrastructure Partners.

Por otro lado, las ventas  aumentaron un 22,3% hasta 789 millones de euros. La compañía también se ha visto beneficiado por el aumento de electricidad producida “y la contabilización de los derechos regulatorios que Saeta Yield ha devengado fruto del mecanismo regulatorio de bandas de precios. Este último efecto se produce como consecuencia de la caída significativa experimentada por el precio de la electricidad en el mercado mayorista”, tal y como ellos mismos reconocen en su comunicado a la CNMV.

Destaca también el incremtno de los dividendos pagados, que han ascendido a 44 millones de euros y que supone un aumento de más del 110% con respecto al mismo periodo del año anterior.  Saeta Yield pagará su próximo dividendo trimestral el 30 de noviembre de 2016, por una cuantía de 15,35 millones de euros (equivalente a 0,1882 € por acción).

Las adquisiciones han provocado que la deuda neta de Saeta Yield crezca un 63% para situarseen 1.179 millones de euros, equivalente a un ratio de Deuda Neta sobre EBITDA5 de 5,7x.
 
resultados de saeta yield