Applus finalizó el ejercicio 2016 con un resultado neto de 83.7 millones de euros, un 14,5% inferior al del ejercicio anterior. El beneficio por acción se situó en 0,64 euros.
 
Applus registró unos ingresos de 1.586,5 millones de euros, con una reducción orgánica del 5,5% (estatutario del -6,8%).
 
El resultado operativo se situó en 141,1 millones de euros, con una reducción orgánica del 12,3% (estatutario del -13,0%).
El margen del resultado operativo se reduce en 64 puntos básicos, siendo del 8,9%

El flujo de efectivo de las operaciones fue de 178,7 millones de euros, incrementando un 9,5%

La deuda neta se redujo 63 millones de euros y el apalancamiento financiero calculado como Deuda Neta sobre EBITDA fue de 3,2x, similar al del año anterior.

El Consejo de Administración propondrá la distribución de un dividendo de 0,13 euros por acción, en línea con el año anterior