Tal y como publicó el rotativo británico, la entidad financiera germana estaría planteándose realizar una recompra multimillonaria de sus propios bonos en el intento de calmar a los inversores.
 
Deutsche Bank está considerando la compra de varios miles de millones de euros de su propia deuda, en un intento del mayor banco de Alemania de intensificar sus esfuerzos para solventar la situación en la que sus acciones se han desplomado más de un 40% en el último año y con el incremento del riesgo de default.

Deutsche Bank cotización


Después de que los bancos europeos sufrieran un segundo día consecutivo de fuertes caídas, se espera que el Deutsche Bank realice su plan de recompra de acciones de emergencia de los bonos senior, de los cuales tiene aproximadamente 50.000 millones de euros, según informaciones de Financial Times.

Esta misma noticia señala que no se conocería por el momento la cuantía del programa y simplemente se limita a señalar que sería por una cantidad que ascendería a miles de millones de euros. Los bancos pueden generar ganancias de capital mediante la recompra de bonos con un descuento sobre su valor nominal.

La meta que tiene la entidad bancaria es acabar con la incertidumbre sobre la situación financiera que en estos momentos tiene Deutsche Bank, que se acentúa por los prácticamente 6.800 millones de euros de pérdidas registradas en 2015. Una cifra que fue resultado de las provisiones realizadas por litigios.

Esta información llegó después de que Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania, y John Cryan, director ejecutivo de Deutsche Bank, trataron calmar los temores del mercado en sendas declaraciones. Schäuble dijo que no tenía "ninguna preocupación" en relación a la entidad financiera, mientras que Cryan aseguró que la posición de Deutsche era "absolutamente sólida como una roca".

Los inversores también han estado afectados por la perspectiva de que los tipos de interés negativos se extiendan por el mundo desarrollado. En el día de ayer Japón se convirtió en la primera gran economía con una tasa de endeudamiento por debajo de cero para la deuda a 10 años.