Las acciones han marcado su primer cruce este viernes con un retroceso de más del 5% (siga aquí la cotización de Banco Popular), y a partir de ese momento se han movido con mucha volatilidad y siempre en negativo, llegando a caer un 9,23%, aunque al cierre se dejan un 8,20%, con lo que los retrocesos alcanzan el 32,51% en dos sesiones. Hay que tener en cuenta además que la caída del jueves se produjo con el mayor volumen de títulos negociados en su historia, un total de 123 millones. El miércoles se habían negociado 24 millones, y el récord lo tenía en 57 millones el día 30 de enero de 2014.
BBVA y Santander responderán con su capital a la ampliación de Banco Popular
Lea también: Banco Popular reafirma su independencia: si hay operación con otro banco será para liderarla
Lea también: Las fechas clave de la ampliación de Popular, ¿continuará el desplome en bolsa?
En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco presidido por Ángel Ron explicaba que el objetivo es "fortalecer el balance y mejorar tanto sus índices de rentabilidad como sus niveles de solvencia y de calidad de activos". De hecho, espera que el RoTE (rendimiento del patrimonio, una de las principales medidas de rentabilidad de la banca) pase del 3% del primer trimestre de 2016 hasta superar el 9% en 2018. En cuanto a la solvencia, medida según los criterios de Basilea que entrarán en vigor de aquí a 2019 por el ratio CET1 fully loaded, la entidad proyecta que mejore desde el 10,8% actual hasta superar el 12% en dos años.
Lea también: ¿Pasó algo el lunes con el BCE para que Banco Popular anunciara una ampliación?
¿ES POSITIVA O NEGATIVA LA NOTICIA?
El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, considera que toda ampliación de capital "es positiva" y cree que es una decisión dura a corto plazo pero conveniente a largo plazo, ya que la entidad aumenta su solvencia. Aunque en el mercado, es "una noticia negativa" y ante la cuál era previsible "reacción a la baja en bolsa", explican los analistas de Renta 4, que tras el desplome inicial en la jornada recomiendan "mantener".
"A pesar del elevado descuento con el que se hace la ampliación de capital y las posibles pérdidas contables en 2016 si finalmente se materializan las incertidumbres regulatorias, consideramos que es positiva la estrategia del Grupo haciendo "borrón y cuenta nueva" para preparar el balance y los niveles de solvencia de cara a 2018 atendiendo a un entorno de tipos bajos que continuará previsiblemente durante 2017", añaden estos expertos de Renta 4.
José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta que es el que más exposición tiene a Banco Popular (un 6,5% de la cartera al terminar marzo, según datos de Morningstar), asegura que mantendrá su apuesta. Aunque reconoce que le ha sorprendido la ampliación, explica que a su juicio "la operación sirve para, por fin, poner punto final al -de todos conocido- déficit de provisiones del banco".
En cualquier caso, desde el punto de vista técnico Popular continúa con una tendencia claramente bajista "dibujando máximos y mínimos decrecientes en todos los plazos", explica José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. De hecho, en este momento la primera señal de fortaleza en los títulos de Banco Popular pasa por cerrar el imponente hueco bajista de este jueves en los 2,356 euros, algo que a todas luces parece una tarea imposible (cotiza ahora en 1,6 euros)", añade el experto.
En un gráfico de muy largo plazo, prosigue Rodríguez, "observamos una pequeña zona de soporte en el entorno de los aproximadamente 1,40 euros para lo que hay retroceder en el tiempo hasta verano de 1992 coincidiendo con referencia de precio de verano de 1990".
Gráfico semanal de Popular

SUPRESIÓN DEL DIVIDENDO
La entidad va va a suspender temporalmente el reparto de dividendos, de cara a afrontar un entorno de "incertidumbre" con "la mayor solidez posible". "Banco Popular tiene actualmente la intención de reanudar los pagos de dividendos (tanto en efectivo como en especie) tan pronto como el grupo informe de resultados consolidados trimestrales positivos en 2017".
La firma presidida por Ángel Ron señala que "ha determinado como objetivo un ratio de pago de dividendo en efectivo (cash pay-out ratio) de al menos el 40% para 2018%. "Se trata de una situación extraordinaria. Tenemos la intención de reanudar los pagos de dividendo tan pronto como el grupo retorne a la normalidad de su beneficio y a la política histórica de dividendos", ha explicado Ángel Ron, en conferencia con analistas que recoge Europa Press.

Lea además:
Los inversores que más ganan con el desplome en bolsa de Banco Popular
Popular suspende el dividendo en 2016 y retrasa su pago hasta 2017: sigue el derrumbe en bolsa
Banco Popular ¿Tiene su dinero y está preocupado? ¿Es buena idea acudir a la ampliación de capital?
Los fondos de inversión más expuestos al desplome de Banco Popular
El desplome de Banco Popular genera incertidumbre en el sector. ¿Qué soportes debemos vigilar en el resto de la banca?
Sabadell niega haber negociado una fusión con Popular
Así ven las redes lo que ocurre en Banco Popular
Banco Popular se hunde en bolsa y cotiza en niveles de 1992