Gilead Sciences, Inc. (Nasdaq: GILD) ha anunciado hoy los datos de 24 semanas de un ensayo clínico de Fase 3, SPIRIT (siglas en inglés para cambio de la IP potenciada a Rilpivarina combinada con Truvada como Régimen de Única Pastilla), el cual ha evaluado a pacientes de VIH con supresión viral tratados con anterioridad que han cambiado un régimen de varias pastillas que contenía un inhibidor de proteasa potenciado con ritonavir por el régimen de una única pastilla Complera® (emtricitabina/ rilpivarina/ fumarato de tenofovir disoproxil). El estudio cumplió con el criterio principal de evaluación de las 24 semanas, cuya conclusión ha sido la no inferioridad de cambiar a Complera con respecto a seguir un régimen de inhibidor de proteasa potenciado con ritonavir.  Estas novedades se darán a conocer hoy en una presentación oral (Resumen #TUAB0104) en la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA (SIDA 2012) en Washington D.C.

"Desde que fue aprobado el pasado año para pacientes que inician una terapia contra el VIH, el régimen de una única pastilla de Complera es una importante incorporación a la lista de opciones de tratamiento disponibles para estos pacientes", ha declarado Frank J.Palella Jr., doctor, Profesor de Medicina de la Northwestern University Feinberg School of Medicine e Investigador principal del estudio SPIRIT. "En este estudio, los datos han demostrado que Complera puede ayudar a un número mayor de pacientes con VIH".

La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Complera en 2011 para pacientes que no habían sido tratados con anterioridad, y se trata del último régimen completo para VIH disponible en pastilla única una vez al día.  El producto combina Truvada® (emtricitabina y fumarato de tenofovir disoproxil) de Gilead, que es una combinación de dosis fija de dos medicamentos para el VIH, con rilpivarina (comercializada como Edurant®) de Janssen R&D Ireland.

A las 24 semanas de tratamiento, el 94% de los pacientes (n=297/317) que cambió a Complera conservó unos niveles de VIH ARN (carga viral) inferiores a 50 copias/mL en comparación con el 90% de pacientes (n=143/159) que siguió adelante con un régimen compuesto por un inhibidor de proteasa potenciado con ritonavir (algoritmo instantáneo de la FDA; 95% CI para la diferencia: -1,6% a +9,1%; el criterio predefinido para la no inferioridad fue un límite inferior de un 95% doble de CI de -12%). El número de pacientes que sufrió un fallo virológico fue menor entre los que tomaba Complera que entre los que seguía un régimen basado en proteasa (0,9% frente a 5%, respectivamente).  Además, los pacientes del grupo Complera anotaron una mejora estadísticamente significativa en los niveles totales de colesterol. El porcentaje de colesterol total en HDL (lipoproteína de alta densidad o colesterol "bueno") se redujo en una media del 0,27 en el grupo Complera, en comparación con el incremento del 0,08 en el grupo del inhibidor de proteasa (p<0,001).

Además del SPIRIT, Gilead está evaluando Complera en dos estudios posteriores a la comercialización: un ensayo directo de Fase 3b de etiqueta abierta que compara Complera con Atripla® (efavirenz 600 mg/ emtricitabina 200 mg/ fumarato de tenofovir disoproxil 300 mg) entre pacientes que inician una terapia (Estudio 110), y un estudio piloto de etiqueta abierta de Fase 2b que evalúa la eficacia y la seguridad de cambiar a los pacientes que toman Atripla con supresión viral al tratamiento Complera (Estudio 111).  En abril de 2012, durante la XVIII Conferencia Anual de la Asociación Británica del VIH (BHIVA, por sus siglas en inglés), se presentaron los datos de 24 semanas del Estudio 111, y los resultados de los datos de 48 semanas se presentarán en un evento médico próximamente.

Estudio SPIRIT

SPIRIT (Estudio 106) es un estudio aleatorio (2:1) de Fase 3 de etiqueta abierta que consiste en cambiar un régimen compuesto por inhibidor de proteasa potenciado con ritonavir y dos inhibidores nucleósidos de transcriptasa inversa (n=159) en pacientes con VIH con supresión viral por Complera (n=317).  El criterio principal de evaluación del estudio es analizar la no inferioridad, a un margen del 12%, de Complera en comparación con un régimen basado en proteasa a la hora de mantener los niveles VIH ARN a menos de 50 copias/mL durante 24 semanas de terapia, basándose en el algoritmo instantáneo de la FDA.  Los objetivos secundarios incluyen cambios en los niveles de lípidos séricos, un cambio en el conteo de células CD4 y la seguridad y la tolerancia en 48 semanas de terapia. Los pacientes asignados aleatoriamente a los regímenes basados en proteasa cambiaron a Complera tras la semana 24.

Al principio, los pacientes del grupo de cambio a Complera registraron un conteo de células CD4 medio de 576 células/mm3 en comparación con los 600 células/mm3 en el grupo proteasa. Inicialmente, los niveles medios de lípidos en ayunas para los grupos Complera y proteasa fueron, respectivamente, de 192 y 194 mg/dL en colesterol total, 121 y 124 mg/dL en LDL, 53 y 50 mg/dL en HDL, y 163 y 173 mg/dL en triglicéridos Al principio, los porcentajes medios de colesterol total para HDL fueron de 3,86 para el grupo Complera y de 4,08 para el grupo proteasa.

Resultado virológico a las 24 semanas (algoritmo instantáneo de la FDA)

 

 

Complera

n=317

 

Régimen basado en proteasa

n=159

Respuesta virológica

 

94%

 

90%

Fallo virológico

 

0,9%

 

5,0%

Nº datos de 24 semanas

 

5,4%

 

5,0%

Discontinuos por razones adversas

 

1,9%

 

0

Discontinuos por otros motivos

 

3,5%

 

3,1%

Falta de datos durante periodo ventana de 24 semanas pero en medicamento del estudio

 

0

 

1,9%

Los cambios en el conteo de células CD4 a las 24 semanas de terapia fueron de +20 células/mm3 en el grupo Complera y de +32 células/mm3 en el régimen basado en proteasas (p=0,28). El 5% (n=16) y el 6,9% (n=11) de pacientes de los grupos Complera y régimen basado en proteasa, respectivamente, experimentaron un evento adverso de Grado 3 o 4.

A las 24 semanas, los pacientes Complera registraron unos cambios medios notorios en el colesterol total en ayunas (-25 vs. -1 mg/dL), LDL (-16 vs. 0 mg/dL) y triglicéridos (-53 vs. +3mg/dL) en comparación con aquellos que siguieron en el régimen basado en proteasa (p<0,001 para todas las comparaciones entre grupos de tratamiento). Los pacientes de ambos grupos experimentaron cambios similares en HDL (-4 vs. -1 mg/dL para Complera y régimen basado en proteasa, respectivamente; p<0,001). El cambio a Complera obtuvo una mejora notoria en la ecuación de riesgo Framingham a 10 años, que es una medida del riesgo cardiovascular, a las 24 semanas en comparación con el régimen basado en proteasa (p=0,001).

El cambio medio en la tasa de filtración glomerular estimada (GFR, por sus siglas en inglés) aplicando la fórmula Cockcroft-Gault a las 24 semanas fue de -4,4 mL/min para el grupo Complera y 0,1 mL/min para el régimen basado en proteasa. Se observaron mutaciones de resistencia en dos pacientes del grupo Complera y uno del grupo inhibidor de proteasa.

Información importante de seguridad del producto e indicaciones de Complera

ADVERTENCIAS DESTACADAS: ACIDOSIS LÁCTICA /HEPATOMEGALIA GRAVE CON ESTEATOSIS y EMPEORAMIENTO POST TRATAMIENTO GRAVE DE LA HEPATITIS B

Se ha informado de casos de acidosis lácticas y hepatomegalia grave con esteatosis, incluidos casos mortales, con el uso de análogos nucleósidos, incluido fumarato de tenofovir disoproxil, un componente de Complera, en combinación con otros antirretrovirales.

Complera no está aprobada para el tratamiento de la infección por el virus de la hepatitis B crónica (HBV) y la seguridad y eficacia de Complera no se ha establecido en pacientes coinfectados con HBV y VIH -1.Empeoramientos graves agudos de la hepatitis B se han dado en pacientes que se han coinfectado con HBV y VIH -1 y han interrumpido el tratamiento de Emtriva o Viread, que son componentes de Complera.La función hepática debe controlarse muy de cerca con seguimientos tanto clínicos como de laboratorio durante al menos varios meses en pacientes coinfectados con VIH -1 Y HBV e interrumpir el tratamiento de Complera.Si así se considera necesario, debe garantizarse el inicio de un tratamiento contra la hepatitis.

CONTRAINDICACIONES

Complera no debe administrarse conjuntamente con los siguientes fármacos, ya que pueden producirse descensos notables en las concentraciones plasmáticas de rilpivirina debido a la inducción del enzima CYP3A o aumento del pH gástrico, que podría provocar pérdidas en la respuesta virológica y una posible resistencia a Complera u otra clase de NNRTIs:

  • Los anticonvulsivos carbamazepina, oxcarbazepina, fenobarbital, fenitoina
  • Los antimicobacterianos rifabutin, rifampin, rifapentina
  • Los inhibidores de la bomba de protones, como esomeprazol, lansoprazol, omeprazol, pantoprazol, rabeprazol
  • La dexametasone sistémica glucocorticoide (más de una única dosis)
  • La hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES

  • Nuevo comienzo o empeoramiento del fallo renal
    Se ha informado de fallos renales, incluidos casos de fallos renales agudos y el síndrome de Fanconi (alteración en los tubulos renales con hipofosfatemia aguda), con el uso de fumarato de tenofovir disoproxil. La evaluación del aclaramiento de creatinina (CrCl) antes de iniciar el tratamiento con Complera. Controlar el CrCl y el fósforo sérico en pacientes con riesgo de fallos renales, incluidos pacientes que han registrado previamente episodios renales a la vez que recibían Hepsera® (adefovir dipivoxil). Evitar la administración de Complera con el uso reciente o concurrente de fármacos nefrotóxicos.Los pacientes con CrCl menor de 50 mL por minuto no deberían recibir tratamiento con Complera.
  • Interacciones con fármacos
    Complera debería utilizarse con precaución cuando se administra con fármacos que pueden reducir la exposición de la rilpivirina.

    Complera debería utilzarse con precaución cuando se administra conjuntamente con un fármaco con riesgo conocido de Torsade de Pointes.
  • Trastornos mentales
    Se han dado casos de reacciones adversas de trastornos depresivos (ánimo depresivo, depresión, disforia, depresión alta, ánimo alterado, pensamientos negativos, intentos de suicidio, ideas suicidas) con rilpivirina. Durante los ensayos de fase 3 (N = 1.368), la incidencia de trastornos depresivos (independientemente de la causalidad, gravedad) registrada entre rilpivirina (N = 686) o efavirenz (N = 682) fue del 8% y 6%, respectivamente. La mayoría de los episodios fueron de gravedad media o moderada. La incidencia de trastornos depresivos de grado 3 y 4 (independientemente de la causalidad) fue del 1% tanto para rilpivirina como efavirenz. La incidencia de la interrupción debido a los trastornos depresivos entre rilpivirina o efavirenz fue del 1% en cada una de las ramas. Se dieron dos casos de intento de suicidio en la rama de la rilpivirina mientras que las ideas de suicidio se dieron en un sujeto en la rama de rilpivirina y en 3 en la rama de efavirenz. Los pacientes con síntomas de depresión aguda deben buscar una evaluación médica inmediata para evaluar la posibilidad de que estos síntomas estén relacionados con Complera, y si es así, determinar si los riesgos de continuar la terapia superan los beneficios.
  • Descensos en la densidad mineral ósea
    Debe considerarse el control de la densidad mineral ósea (DMO) en aquellos pacientes que tengan un historial de fracturas óseas patológicas u otros factores de riesgo para la osteoporosis o pérdida ósea. Casos de osteomalacia (relacionados con tubulopatía renal proximal y que podría causar fracturas) se han registrado en relación con el uso de fumarato de tenofovir disoproxil.
  • Co-administración con otros productos
    Complera no debe administrarse junto con otros fármacos que contengan alguno de los mismos compoentes activos, emtricitabina, rilpivirina, o fumarato de tenofovir disoproxil (Emtriva, Edurant, Viread, Truvada, Atripla), con fármacos que contengan lamivudina (Epivir, Epivir-HBV, Epzicom, Combivir, Trizivir), o con adefovir dipivoxil (Hepsera).
  • Redistribución de la grasa
    Se ha observado en algunos pacientes que reciben tratamiento antirretroviral una redistribución /acumulación de grasa corporal.
  • Síndrome de reconstitución inmune
    Se han dado casos del Síndrome de reconstitución inmuneen pacientestratados con un tratamiento combinado antirretroviral, incluidos los componentes de Complera. Es necesaria una evaluación y tratamiento adicional.

REACCIONES ADVERSAS

Las reacciones adversas más frecuentes a la rilpivirina (incidencia mayor o igual al 2%, grados 2-4) fueron el insomnio y el dolor de cabeza.

Las reacciones adversas más frecuentes a la emtricitabina y fumarato tenofovir disoproxil (incidencia ≥10%) fueron diarrea, náuseas, fatiga, dolor de cabeza, mareos, depreión, insomnio, sueños anómalos y erupciones.

INTERACCIONES CON OTROS FÁRMACOS

  • Complera no debe utilizarse con fármacos donde podrían producirse disminuciones importantes de las concentraciones plasmáticas de rilpivirina (véase el apartado CONTRAINDICACIONES).
  • Complera es un tratamiento completo para la infección del VIH-1; Por lo tanto, Complera no debe administrarse con otros fármacos antirretrovirales para el trataemiento del VIH-1.
  • Fármacos que inducen o inhiben los enzimas CYP3A: La rilpivirina es principalmente metabolizada por el citocromo P450 (CYP) 3A, y fármacos que inducen o inhiben CYP3A podrían afectar la eliminación de rilpivirina. La coadministración con rilpivirina y fármacos que inducen CYP3A podrían provocar un desecenso de las concentraciones plasmáticas de la rilpivirina y la pérdida la respuesta virológica y una posible resistencia a la rilpivirin o la clase de NNRTIs. La coadministración de rilpivirina y fármacos que inhiben CYP3A podría resultar en un aumento de las concentraciones plasmáticas de rilpivirina.
  • Fármacos que aumentan el PH gástrico: La coadministracióin de rilpivirina con fármacos que aumentan el pH gástrico podría hacer descender las concentraciones plasmáticas de rilpivirina y la pérdida de la respuesta virológica y una posible resistencia a la rilpivirine o a la clase de NNRTIs.
  • Fármacos que afectan a la función renal: Ya que la emtricitabina y el tenofovir son principalmente eliminados por los riñones, la coadministración de Complera con fármacos que reducen la función renal o participan en la secreción tubular activa podría aumentar las concentraciones séricas de emtricitabina, tenofovir, y/o otros fármacos eliminados renalmente. Algunos ejemplos incluyen, entre otros, aciclovir, adefovir dipivoxil, cidofovir, ganciclovir, valaciclovir y valganciclovir.
  • Fármacos que prolongan el intervalo QT: Existe escasa información acerca del potencial de una interacción farmacodinámica entre rilpivirina y fármacos que prolongan el intervalo QTc del electrocardiograma. En un estudio con sujetos sanos, las dosis supraterapéuticas de rilpivirina (75 mg una vez al día y 300 mg una vez al día) han demostrado prolongar el intervalo QTc del electrocardiograma. Complera debería utilizarse con precaución cuando se administra conjuntamente con fármacos con riesgo conocido de Torsade de Pointes.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN

Adultos: la dosis recomendada de Complera es un comprimido administrado de forma oral una vez al día con la comida.

Fallo renal: Dado que Complera es una combinación de dosis fija, no debería recetarse a pacientes que necesitan un ajuste de la dosis como aquellos con fallos renales severos o moderados (aclaramiento de creatinina por debajo de 50 mL por minuto).

INDICACIONES

Complera está indicada para su uso como un régimen completo para el tratamiento de la infección por VIH-1 en adultos no tratados con anterioridad con antirretrovirales. Esta indicación se basa en los análisis de seguridad y eficacia de 48 semanas de 2 estudios de Fase 3 aleatorios, con doble anonimato, controlados activamente en sujetos no tratados con anterioridad que comparó rilpivirina con efavirenz.

Se deben tener en cuenta los siguientes puntos al iniciar un tratamiento con Complera:

  • Más sujetos tratados con rilpivirina con VIH-1 ARN superior a 100.000 copias/mL al inicio de la terapia experimentaron un fallo virológico en comparación con los sujetos con VIH-1 ARN inferior a 100.000 copias/mL al inicio de la terapia
  • El índice de fallo virológico observado en los sujetos tratados con rilpivirina confirió un índice más elevado de resistencia global al tratamiento y resistencia cruzada al tipo NNRTI en comparación con efavirenz
  • Más sujetos tratados con rilpivirina desarrollaron resistencia asociada a lamivudina/emtricitabina en comparación con efavirenz

Complera no está recomendado para pacientes menores de 18 años.

Acerca de Gilead Sciences

Gilead Sciences es una empresa biofarmacéutica centrada en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de productos terapéuticos innovadores en áreas con necesidades médicas no cubiertas. La misión de Gilead es avanzar en la atención a pacientes que padecen enfermedades potencialmente letales en todo el mundo. Con sede central en Foster City, California, Gilead cuenta con operaciones en Norteamérica, Europa y Asia-Pacífico.

Afirmaciones referidas al futuro

Esta nota de prensa incluye afirmaciones referidas al futuro, al amparo de lo previsto en la Ley de Reforma de Valores Privados de 1995, que están sujetos a riesgos e incertidumbres y otros factores, incluyendo el riesgo de que los proveedores de atención sanitaria puedan no reconocer los beneficios del cambio de sus pacientes de regímenes basados en inhibidores de la proteasa a Complera. Además, como Complera se utiliza durante periodos más prolongados de tiempo por muchos pacientes con problemas de salud subyacentes que toman otros medicamentos, Gilead puede descubrir nuevos problemas, como seguridad, resistencia o interacción con otros fármacos, que pueda requerir que informe de advertencias o contraindicaciones adicionales sobre la etiqueta o reducir la indicación aprobada de Complera, lo cual reduciría la aceptación en el mercado de Complera. Estos riesgos, incertidumbres y otros factores, pueden causar que los resultados actuales difieran de forma material de aquellos referidos en las afirmaciones referidas al futuro. Se advierte al lector que no confíe en estas afirmaciones referidas al futuro. Estos y otros riesgos se describen en detalle en el Informe trimestral de Gilead en el Formulario 10-Q para el trimestre cerrado el 31 de marzo, 2012, como se ha presentado ante la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU. (SEC en sus siglas en inglés). Todas las afirmaciones referidas al futuro se basan en la información disponible actualmente para Gilead, y Gilead no asume obligación alguna de actualizar ninguna de estas afirmaciones referidas al futuro.

La información completa sobre la prescripción en Estados Unidos de Complera está disponible en www.Complera.com.

Complera y Truvada son marcas comerciales registradas de Gilead Sciences, Inc.

Atripla es una marca comercial registrada de Bristol-Myers Squibb & Gilead Sciences, LLC.

Edurant es una marca comercial registrada de Janssen R&D de Irlanda.

Para más información sobre Gilead Sciences, visite el sitio web de la empresa en www.gilead.com, siga a Gilead en Twitter (@GileadSciences)  o llame al Departamento de Relaciones Públicas de Gilead al número 1-800-GILEAD-5 o 1-650-574-3000.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".