Estamos en una crisis sanitaria sin precedentes que ha generado una situación económica como nunca antes se había vivido. El mundo mira a Asia,  concretamente a China, país donde se originó el Covid -19, y que además será el primer país en volver a la normalidad siempre que no haya una segunda oleada de contagio. Los datos, como la venta de inmuebles, el consumo o turismo, se han recuperado casi a niveles previos al confinamiento

Y lo seguirán haciendo porque hay factores estructurales que permiten pensar que el crecimiento del futuro vendrá de Asia. Uno de ello es la demografía: el 59% de la población mundial están en Asia y tan sólo dos países, como China e India, concentran más de 1.000 millones de habitantes. Población con un nivel adquisitivo al alza, que conllevará un mayor consumo en la región. 

Todo al margen del a guerra comercial. A pesar de las amenazas de Trump contra China, en un intento por buscar un culpable a la crisis sanitaria, Esteban cree necesario tener en cuenta  que “casi el 50% de las exportaciones de China son para Asia, no para EEUU ni Europa. Ellos mismo están sabiendo cambiar los flujos de exportaciones hacia los países más limítrofes. Y no sólo China porque India tiene un 40% de las exportaciones en la región asiática”. Ver: China, primero en entrar y primero en salir

Un sostén que también se refleja en los mercados de acciones, donde es el inversor local el que mantienen elevados niveles de liquidez que les ha permitido mantener cierta estabilidad en momentos de vaivenes de los índices mundiales. Además, la apertura que está haciendo China a nivel bursátil frente al resto del mundo es algo a tener  en cuenta. “Si China es el segundo país por crecimiento del PIB a nivel mundial, nos queda mucho recorrido para poder invertir en esas compañías que poco a poco se están abriendo al mundo”, dice Esteban. De hecho, se calcula que para 2027 la cuota de mercado para el inversor internacional en compañías chinas pase del 3% actual al 8-10%. 

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Tecnología y consumo, dos sectores sobreponderados en los fondos de Fidelity

A nivel sectorial, la tecnología  y la innovación pesan mucho (cada vez más)  en la región. De hecho, es la geografía donde se está desarrollando el mayor número de patentes a nivel mundial.  Esto hace que sea un sector sobreponderado en las carteras de Fidelity, como la del Fidelity Asia Focus, el Fidelity Asia Pacific Opportunities o el Fidelity China Consumer. “Si algo nos trae el Covid -19 es que el mundo digital tiene que desarrollarse y es una tendencia que ha venido para quedarse”. En concreto, China no ha dejado de construir subestaciones de 5G porque quiere tener a todo el mundo digitalizado. Temas como las aplicaciones de comestibles o educación online son temas claves en  las que la gestora se está enfocando actualmente en la región. 

Además, el consumo básico es el otro gran catalizador de la región.  Empezando con los planes quinquenales de consumo de China hasta el resto de países. “Para nosotros el consumo es lo que le hace evitar que las guerras comerciales tengan mayor impacto en la economía china y lo que le hace enfocarse a lo que está creciendo allí: demografía y la apetencia por distintos productos de consumo, discrecional, tecnológico o de telecomunicaciones”. 

Para esta gestora es clave buscar compañías que tengan equipos directivos enfocados en la creación de valor para los accionistas y que estas tengan balances saneados con generación de liquidez. Un análisis y gestión de las compañías que se hace directamente en la región, lo que permite “ver las dinámicas de consumo y de crecimiento en esas regiones”. 

Acceda a la presentación: `Asia, demasiado grande para ignorar´