Cie Automotive y OHL son antagónicos en el mercado español. Mientras que el primero representa la regularidad en su negocio, en bolsa y en perspectivas, el otro lleva años al borde del abismo.
 
Los Indicadores Técnicos de Estrategias de Inversión lo dejan muy claro. En estos momentos en el continuo español solo hay tres valores que tienen la máxima puntuación. Además de Cie Automotive, están Dogi y Reig Jofre. Tres compañías de mediana capitalización y que presentan, según estos filtros, las mejores de las perspectivas.  Las tres están instaladas en una cómoda fase alcista.

Cie


OHL, por el contrario, sigue en los infiernos con una puntuación de cero que no le da ninguna perspectiva halagüeña al valor, ya que todos los ratios que se miden están en negativo en cualquiera de los plazos. 
La empresa, por tanto, está claramente en fase bajista.

OHL

La agencia Moody’s acaba de rebajar en un escalón la calificación crediticia de OHL desde B3 hasta Caa1 a solo un paso de lo que el mercado considera bono basura, lo que complica mucho sus perspectiva financiera.
El consejero delegado del grupo comentaba ayer en un encuentro con analistas que la reciente rebaja del ráting llevada a cabo por Moody´s era totalmente desproporcionada y que existía una desconexión total entre los fundamentales de la compañía y la calificación crediticia. Por otro lado el banco de inversión Goldman Sachs comunicaba ayer que había elevado su participación al 5,4% del capital.  

En bolsa
Estos  avatares de OHL se reflejan muy bien en su comportamiento en bolsa. La empresa lleva una caída del 50% en bolsa desde enero. De terminar en estos niveles –hay pocas posibilidades de que en su situación termine el año en verde-, lo cierto es que encadenará tres ejercicios con fuertes descensos.

Todo lo contrario de lo que ocurre con Cie Automotive, que se aprecia más de un 11% en el año. Es más, en los últimos siete ejercicios, solo uno concluyó en negativo, en 2012 y solo se dejó un 7%. Hay que recordar que aquel fue un año aciago para la bolsa española, muy afectada por la crisis soberana y los temores a un inminente rescate un día sí y otro también.

Así, en los últimos tres años, mientras que OHL se deja un 85% en bolsa, los accionistas de Cie han logrado una revalorización –sin dividendos- de más de un 120%. El retorno total, el que incluye las retribuciones que hace la empresa-, elevan este porcentaje hasta el 131%.

cie y ohl


Analistas
Las perspectivas de los analistas también muestran estas diferencias.  Para OHL un 38% aconsenja comprar, un 31% recomienda vender y un 31% opta por mantener los títulos.
Sin embargo, a Cie Automotive, un 89% de los analistas que siguen el valor aconsejan comprar y el 11% restante se decanta por mantener los títulos.