En China, constantemente destacamos la dualidad de la economía: hay cosas que van mal y cosas que van bien, estas últimas justifican por qué China continúa creciendo a más del 6%, a pesar de lo que va mal. Sin embargo, incluso en lo que va bastante bien, China tiene su parte de culpa en la caída de la inflación global. Como ya dijimos el agosto pasado: nuestra economía, vuestro problema.

Esta mañana, tres elementos de lo que va bien o mejor:

- La diferencia entre el yuan offshore (HK, CNH) y el yuan onshore (en China, CNY) ha desaparecido: la liquidez en el yuan offshore se ha restringido (fuerte subida de los tipos interbancarios a corto plazo en CNH en HK) penalizando fuertemente la especulación, lo que ha favorecido un retorno del CNH a niveles del CNY (gráfico 1), que él mismo se ha estabilizado desde hace tres días en su nivel más depreciado que antes. Las constantes tensiones en el yuan reflejan la dificultad que existe para conciliar una relativa estabilidad y el uso de mecanismos de mercado, pero ellos no tienen impacto en el crecimiento chino.

china


- El mercado del automóvil sigue con un fuerte rebote: lo que demuestra que el consumidor chino espera bajadas de precios para consumir. Esto es lo que ha ayudado a bajar los impuestos aplicados a principios de otoño. Como para el inmobiliario anteriormente, esa señal de caída de precios resultó en un rebote de las ventas. Hay sin duda una ralentización en el crecimiento de los ingresos, pero los hogares tienen niveles de ahorro muy altos: el consumo reposa en fundamentos sólidos. En cuanto al automóvil, la liquidación de existencias ha sido tal que la producción ha rebotado, pero no para reconstituir esos stocks (ventas superiores a la producción en diciembre).

china


- Comercio exterior: los datos publicados esta mañana son tranquilizadores, reforzando nuestra idea según la cual el descenso se debe a efectos de precios, ese comercio exterior sigue progresando moderadamente en volúmenes. El comercio exterior chino es simplemente el reflejo de la propia dualidad china. China sigue comprando más petróleo (utilizado más en los servicios, como el transporte) y cada vez menos carbón (utilizado más en la industria pesada y responsable de una gran parte de la polución):

china


Si China contribuye a la caída del precio del petróleo, no es por una razón de una caída de su demanda, pero en virtud de la competencia fratricida que se libra en la OPEP y Rusia por ganar ese mercado (como recordatorio, la OPEP vende con un descuento de más del 15% sobre el Brent y mantiene ese descuento a medida que el Brent baja : ayer el barril de la OPEP medio cotizaba a 25,76 $/bl.

opep