Como cada mes, publicamos la carta del departamento de análisis con el escenario de Estrategias de Inversión de cara a final de año. 

En las últimas semanas hemos escrito dos artículos relacionados con la actividad en los mercados financieros. El primero de ellos hace referencia a la nueva subida libre en la que quedaban los índices bursátiles de EEUU que iba acompañada por un volumen de contratación mínimo que no apreciábamos desde el siglo pasado. Una actividad reducida que se ve reflejada en el turnover ratio que divide el efectivo negociado entre la capitalización del mercado de acciones. Las transacciones no solo se hunden en los mercados financieros, también se hunden en la economía, fíjense en la velocidad de circulación del dinero en EEUU que alcanza niveles no vistos en décadas.


Turnover ratio (efectivo negociado / capitalización) en esc. de la izqda. y S&P 500 (esc. dcha.)



Velocidad del dinero en esc. izqda. y Cantidad de dinero (esc. dcha.)

 




En esto coincide Wall Street y Main Street, la actividad está bajo mínimos. Una situación preocupante, más aún cuando la Reserva Federal está pensando en frenar el ritmo de impresión de dinero y que, desde mi punto de vista, es el principal riesgo al que los precios se enfrentarán en los próximos meses. Las dos últimas grandes correcciones de mercado (2T10 y 3T11) vinieron de la mano de un planteamiento en la política monetaria por parte de la Reserva Federal.

Esta historia es conocida y cada vez se parece más al cuento del pastorcito mentiroso y el lobo. Yo se la he contado para justificar la actual exposición en la Cartera de acciones USA (60% en acciones y 40% en liquidez). En las circunstancias actuales, tendencia alcista en todos los marcos temporales ligada a la subida libre, la exposición a acciones debería ser del 100% en una cartera cuyo principal criterio a la hora de tomar posiciones es el análisis técnico. Sin embargo permítanme que presente mis reservas tomando una posición más prudente a mercado y que traicione temporalmente la filosofía de la cartera.


Evolución y estadísticas de la Cartera de acciones USA vs Dow Jones y S&P 500





El otro artículo sobre actividad lo escribimos sobre haciendo referencia a la cantidad de dinero que entraba en la economía española. Aquí las noticias son más positivas
y la actividad se está recuperando convirtiéndose en una de las razones que invitan al optimismo junto con los mensajes dovish desde el BCE que intenta apuntalar la actual recuperación económica. Tampoco podemos olvidar unas valoraciones que son atractivas desde un punto de vista histórico y relativo (el CAPE ronda 10x en Ibex 35 y es dos veces inferior al del S&P 500).
 

En este contexto, el mensaje que lanzamos en la Cartera de acciones sobre Ibex 35 es el de conceder una oportunidad a una posible tendencia alcista primaria que se encuentra en sus primeros estadios; mantener una exposición elevada y poner a trabajar la liquidez en las probables correcciones que vengan ligadas a la amplia sobrecompra acumulada.


Evolución y estadísticas de la Cartera de acciones Ibex 35

 


Todo esto sin dejar a un lado el stop; si vemos que los PMIs en la UME continúan flojeando o que en EEUU el tapering de la Fed deriva en repuntes demasiado rápidos de los tipos de interés o que los índices pierden medias móviles o que el volumen no se mantiene… tendremos que replantear el mensaje y ajustar el escenario.

Si desea seguir nuestra visión de forma permanente y tener acceso a las carteras modelo recibiendo alertas por email de los movimientos, puede suscribirse desde 49 euros al año pinchando aquí


Un saludo,
Luis Francisco Ruiz