Debido a la demora en la presentación de avales y en el comienzo de la obra, el regulador de energía eléctrica de Brasi, Aneel, ha comunicado que anulará los contratos de Isolux de construcción y aprovechamiento de líneas de alta tensión que alcanzaban 700 kilómetros.
 
ta decisión fue tomada después de que Isolux y la multinacional española Ferrovial informasen de su intención de realizar los proyectos juntos.

Como consecuencia de esta cancelación, “los activos afectados son una concesión de 436 kilómetros de longitud en el estado de Pará y otra de 250 kilómetros en Rondonia”, informa el diario Expansión.  Las dos compañías, Isolux y Ferrovial, se reunieron ayer para decretar el porcentaje de capital con el que cada socio contribuirá. Además, también debatieron sobre  la participación en los trabajos para el desarrollo de los dos proyectos.

Según fuentes locales, Isolux todavía tiene la oportunidad de presentar un recurso contra la resolución de Aneel.