Esta mañana, el estratega de ETX Capital España, Ishaq Siddiqi, advierte que nuestro país está perdiendo terreno en el ámbito de los bonos frente a Portugal por falta de rentabilidad.
MADRID, 17 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- Esta mañana, el estratega de ETX Capital España, Ishaq Siddiqi, advierte que nuestro país está perdiendo terreno en el ámbito de los bonos frente a Portugal por falta de rentabilidad. “Los inversores se retiran de España vendiendo deuda del país, porque creen que la rebaja de los costes de financiación en España que permitió ahorrar el año pasado 8.500 millones de euros, ha supuesto el fin del rally en su rentabilidad”, explica, y añade que Blackrock, uno de los mayores gestores de fondos del mundo, está recortando su cartera, porque piensa que los bonos españoles están sobrevalorados. El pasado jueves, la gestora de activos del bróker estadounidense JP Morgan reconocía también que estaba reduciendo su exposición a la deuda soberana de la periferia europea, ante el final del rally en sus rentabilidades. Esta decisión incluía a España.

Lo que para el país es una buena noticia, que se reduzca el coste de financiación, para JP Morgan Asset Management implica menor rentabilidad de su inversión. Así lo explicaba Talib Sheikh, gestor de la firma en Londres, durante una entrevista en Bloomberg Televisión. Sheikh argumentaba que, desde los datos de PIB hasta los de producción, y desde Grecia hasta España, la evidente recuperación de la Zona Euro se hace patente, lo que ha provocado que las rentabilidades de la deuda de estos países se haya reducido a niveles de 2010 este mes, unos porcentajes que ya no aportan valor al inversor: “Hace un año la deuda periférica europea era realmente barata (…) Pero con las valoraciones de ahora es difícil que los bonos periféricos se conviertan en una oportunidad de compra, así que hemos reducido nuestra exposición de forma bastante agresiva”.

Concluía el gestor que los diferenciales frente al bono alemán de las deudas española e italiana se estrecharán aún más, y es “difícil saber si volverán a reflejar su valor real en algún momento”.

M.G.