• La región crecerá un 4,4% en 2011 y un 3,7% en 2012, según las nuevas estimaciones de BBVA Research
  • Los bancos centrales de América Latina moderan las subidas de tasas de interés ante un entorno global con mayor riesgo
Acciones con más potencial según el consenso de mercado
Acciones del Ibex 35 con más potencial según el consenso de mercado. 5 de ellas con más de un 20% de potencial.

BBVA Research ha ajustado ligeramente sus proyecciones de crecimiento para América Latina a 4,4% en 2011 y 3,7% en 2012.  Así lo indica el informe Situación Latinoamérica presentado hoy por el economista jefe de América del Sur, Joaquín Vial, quien explicó que hay indicios de desaceleración de la demanda interna en algunos países importantes en la región, como Brasil, Argentina y Perú. Las turbulencias de la economía global se han manifestado en un aumento de las primas de riesgo, caída de los precios de las materias primas y de la cotización de las acciones en los mercados,  así como un debilitamiento de la gran mayoría de las divisas de América Latina. Sin embargo, no se percibe un deterioro en los índices de confianza ni en la actividad económica, que sigue aumentando con solidez.

Para 2012 la previsión de crecimiento se ha rebajado del 4,2% al 3,7%, con ajustes mayores en Argentina, Brasil Panamá y Paraguay. De acuerdo con el informe de BBVA Research, en Argentina se prevé un menor dinamismo debido al ajuste en el crédito bancario en respuesta al crecimiento menor de lo esperado en los depósitos. En Brasil se está observando un ajuste algo mayor al anticipado en la demanda interna, lo que además afecta a países socios en la región como Argentina, Uruguay y Paraguay. La previsión de crecimiento de Paraguay se ha visto rebajada, además, por el cierre de mercados externos para la carne después del brote de fiebre aftosa, así como por la expectativa de un menor rendimiento de la cosecha de soja por factores climáticos.

Para México, Perú y Uruguay, las previsiones se han rebajado aproximadamente medio punto porcentual en respuesta al menor crecimiento global, especialmente en países desarrollados. 


Se detiene la subida de las tasas de interés

Como respuesta al aumento del riesgo en el entorno y al peligro de recesión en los países desarrollados, algunos de los bancos centrales de los países de la región han frenado el alza de los tipos de interés. Se trata de una medida sensata, de acuerdo con Joaquín Vial, dadas las señales de desaceleración que han empezado a mostrar algunas de las economías. Brasil ha ido más lejos bajando agresivamente las tasas de interés debido a que ya se aprecian signos de una desaceleración importante de la demanda interna.

En todo caso, la preocupación por la inflación, que permanece relativamente alta, ya sea por encima de las metas oficiales, o muy cerca de ellas, es un factor que inhibe la bajada de tipos de interés oficiales, en momentos en que, salvo en Brasil y posiblemente en Argentina, no se observan síntomas de ajuste de la demanda interna. En la medida que se demore dicho ajuste y si se sigan deteriorando el entorno global y los precios de las materias primas, los bancos centrales afrontarán una disyuntiva en su política monetaria: optar por una bajada temprana y rápida de las tasas de interés para prevenir los efectos de un eventual contagio de los temores globales, versus el riesgo de que la inflación se mantenga a niveles elevados, si la demanda interna se mantiene fuerte y sigue presionando la inflación.

Países con buena resistencia

Joaquín Vial advirtió que una caída en los precios de las exportaciones como se está previendo, dejaría vulnerables a aquellos países en los que la demanda interna no se ajuste por sí misma en respuesta a dicha desaceleración. Además afirmó que en un ambiente de gran incertidumbre como el actual, es aconsejable que estos países enfoquen sus esfuerzos a reducir su exposición a los términos de intercambio, disminuyendo los excesos de demanda.

Añadió que en caso de que no se resuelva pronto la situación europea y en Estados Unidos, el financiamiento externo se haría más escaso y más caro para los países emergentes. Esta situación podría desencadenar caídas en el volumen de las exportaciones que repercutirían sobre la actividad industrial y el empleo, especialmente en países muy integrados a las cadenas productivas de grandes socios como México con Estados Unidos, y en menor medida, Argentina y Paraguay con Brasil.

No obstante, el informe de BBVA Research destaca que a pesar del difícil entorno internacional, los países de América Latina tienen una buena capacidad de resistencia para el futuro. Por una parte, la mayoría cuenta con los recursos para financiar sus importaciones, pero además, cuenta con un sector privado más líquido y capitalizado y con menos descalces de monedas en sus balances. Las reservas internacionales son abundantes y la posición fiscal sigue siendo sólida en la mayoría de los países de la región.

Joaquín Vial concluyó que en la eventualidad de un deterioro fuerte en Europa, la región seguiría creciendo, aunque a tasas más bajas (entre 1 y 2 puntos porcentuales menos que en la actual previsión).

Taller de Planificación Patrimonial.

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión ha desarrollado el Taller Práctico de Gestión Patrimonial, en el que aprenderemos a gestionar nuestro patrimonio en función a los objetivos de futuro. El taller es gratuito para Suscriptores Premium. ¡

¡No te lo pierdas! Apuntate aquí 

Estrategias de Inversión es un medio independiente, que no pertenece a ningún grupo editorial, solo buscamos ofrecer información y análisis independiente para los inversores. ¡Ayudanos suscribiendote y beneficiate de todo este contenido exclusivo para inversores!

Ayudanos a seguir mejorando y  suscribete a Estrategias de Inversión, por menos de 5 euros al mes.