La compañía presidida por Francisco González integrará los comportamientos de entrada y retirada de efectivo, con el objetivo de reducir los tiempos de espera para recargarlos con efectivo

La entidad presidida por Francisco González acometerá la remodelación de su red de cajeros con el objetivo de agilizar las operaciones de los clientes y garantizar que los cajeros se puedan autoabastecer y utilizar los billetes de los ingresos para las retiradas de efectivo. Con esta modificación, la compañía espera que los tiempos de espera para recargarlos con efectivo se reduzcan notablemente.

Además, la entidad ha acometido una renovación en el software de los cajeros, con el objetivo de simplificar. El nuevo sistema simplificará los mensajes y agilizará los trámites, ofreciendo una interfaz más intuitiva, facilitando que el usuario pueda navegar por el menú. Además, los nuevos cajeros se adaptarán a las preferencias del cliente, ofreciendo las operaciones que realiza con asiduidad. Los nuevos cajeros también ofrecerán al cliente la posibilidad de operar con aquellos productos y servicios que tiene contratados el cliente.

Según Manuel Crespo, responsable de Banca Digital y tecnología de Canales en BBVA España, “gracias a los cambios realizados en los cajeros de BBVA, avanzamos en nuestra estrategia omnicanal, convirtiéndolos en una ventana más al banco, desde la que nuestro cliente, a su conveniencia en tiempo lugar y canal, podrá operar con sus productos”.