La agencia de calificación crediticia Fitch ha confirmado el rating 'BBB' de España, dos peldaños por encima del 'bono basura', y ha revisado al alza su perspectiva, que deja de ser 'negativa' para ser 'estable', informó la entidad.

La  agencia de calificación ha asegurado que España ha mejorado la aplicación de sus políticas en el periodo 2012-2013 y ha logrado reducir el déficit en 2,5 puntos porcentuales, co significativas reformas del mercado laboral, el sistema de pensiones y el sector financiero.

Asimismo, Fitch ha tenido en cuenta los progresos cosechados en la reestructuración del sector bancario desde 2012, así como el ajuste de la balanza de pagos española a un ritmo maor del previsto, reflejando la fortaleza de las exportaciones y las anancias en competitividad de la economía española.