La entidad naranja alcanzó a 30 de junio un beneficio neto acumulado de 197,3 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 278,1 millones, lo que significan incrementos del 31,6% y 29,9%, respectivamente, sobre el mismo periodo del ejercicio precedente.

En línea con anteriores trimestres, estos resultados están basados en el negocio recurrente de clientes, que sigue siendo el mayor contribuidor a los ingresos, lo que lleva a obtener una alta rentabilidad sobre el capital, con un ROE del 10,6%.

BANKINTER CUENTAS

FUENTE: BANKINTER

Bankinter reduce un trimestre más su tasa de morosidad, hasta el 4,4% frente al 5% de hace un año.

Además, la cartera de activos inmobiliarios adjudicados tiene a 30 de junio de 2015 un valor bruto de 575,7 millones de euros, un 5,9% menos que un año atrás, y con una cobertura del 38,6%.

Por lo que se refiere a la solvencia, Bankinter mantiene un sólido ratio de capital CET1 fully loaded del 11,5%, que no incluye plusvalías latentes de la cartera de deuda y en el que tienen un peso muy reducido los activos fiscales diferidos monetizables.

De igual manera, el banco ha mejorado en este periodo la liquidez minorista, incrementando el ratio de depósitos sobre créditos hasta el 81,1% frente al 78,3% con que se cerró el ejercicio 2014, reduciéndose paralelamente la financiación mayorista y su coste. Los vencimientos de emisiones mayoristas pendientes hasta 2018 suman 3.900 millones de euros, para afrontar los cuales el banco dispone de activos líquidos por valor de 7.900 millones.


CRECIMIENTO DE MÁRGENES
El margen de intereses sigue mostrando una tendencia alcista, pese al entorno de tipos, apoyado en el incremento de los volúmenes, que se compensa con la mejora del mix, y en la reducción del coste de financiación, tanto de los recursos minoristas como mayoristas. Así, este margen alcanza al 30 de junio de 2015 los 432,2 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 22,2% respecto a las cifras de hace un año.

El margen bruto cierra este semestre en los 806,8 millones de euros, lo que significa un 8,4% más, gracias sobre todo a la buena evolución de las comisiones e ingresos asimilados, como los diferenciales de cambio. Los ingresos por comisiones son resultado, en gran medida, de la buena evolución del negocio de fondos de inversión, cuyo volumen crece un 34% en el año; y también del negocio de renta variable, que muestra crecimientos del 11,1% en el número de órdenes de compra/venta y de un 16,3% en el efectivo depositado.

Y por lo que se refiere al margen antes de provisiones, alcanzó al 30 de junio los 426,3 millones de euros, un 11,2% por encima del primer semestre de 2014, después de absorber un incremento de los gastos, que es paralelo a la inversión en negocios estratégicos.

No obstante, se produce una mejora en el ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que se sitúa al 30 de junio en el 43,2%, frente al 44,5% de hace un año.

En cuanto al balance de Bankinter, los activos totales cierran el semestre en 57.955,5 millones de euros, un 0,8% más que a junio de 2014.