El objetivo de este nuevo posicionamiento era, principalmente, premiar la fidelidad de los clientes que habían permanecido en Bankia en los últimos años y elevar su vinculación, así como captar nuevos usuarios.
 
“Los clientes valoran que Bankia no cobre comisiones, a particulares ni a autónomos, como una cuestión de estrategia permanente y no como una campaña o una promoción puntual”, subraya el director general adjunto de Banca de Particulares, Fernando Sobrini.
 
A escala nacional, en el primer semestre de este 2016, el banco aumentó en 104.234 las nóminas domiciliadas y en 17.356 el número de pensiones.
 
La nueva estrategia para clientes particulares, puesta en marcha el 11 de enero, ha supuesto la eliminación de las comisiones a 2,4 millones de clientes de la entidad en todo el país, de los que 1,1 millones corresponden  la Comunidad de Madrid.
 
 
En mayo, este posicionamiento se amplió a 146.000 autónomos que dejaron igualmente de pagar comisiones por tener domiciliados sus seguros sociales, el pago de impuestos o los ingresos de la PAC (Política Agraria Común). Más de 44.500 trabajadores por cuenta propia eran clientes de Bankia en Madrid.