Banco Santander, a través de Santander Universidades, apoya esta iniciativa de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl). 
Valladolid, 7 de septiembre de 2015. La Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl), con el apoyo de Banco Santander, a través de Santander Universidades, ha convocado una nueva edición del concurso ‘Vivero Universitario de Promotores Empresariales’.

El objetivo es la formación de promotores empresariales que colaboren en el lanzamiento al mercado de tecnologías propias de las universidades de Castilla y León y la creación de empresas innovadoras de base tecnológica. Los participantes podrán desarrollar prototipos en el entorno universitario como paso previo a la constitución de la sociedad.

El concurso está dirigido a estudiantes y titulados, así como personal docente, investigador, de administración y servicios y becarios de las universidades públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid, y de las privadas Católica de Ávila, Pontificia de Salamanca, IE Universidad, Campus de Segovia y Europea Miguel de Cervantes.

El certamen, cuyo plazo de inscripción termina el 14 de octubre, se desarrollará en dos fases sucesivas. Un primer periodo formativo telemático, entre octubre y diciembre, orientado a la elaboración de un estudio de viabilidad comercial para desarrollos tecnológicos concretos que son el resultado de la investigación de las universidades castellano y leonesas. Y una segunda fase competitiva, en la que se confrontarán los mejores estudios de viabilidad de la fase anterior y el jurado determinará dos ganadores.
Los ganadores recibirán un diploma acreditativo así un apoyo económico, valorado en 6.000 euros, para realizar un prototipo, prueba de concepto o producto mínimo viable. El dinero se destinará a dotar el capital social de una nueva empresa basada en su propio plan de negocio.

En la edición anterior, el primer premio fue para ‘SELENE’, un proyecto de Gonzalo Vegas desarrollado a partir de una tecnología registrada por la Universidad de Valladolid y orientado al sector sanitario, a la producción de dispositivos para mejorar la calidad de imagen de los ecógrafos de diagnóstico médico.

El segundo premio recayó en la Universidad de León con el proyecto ‘REPROBIO’ de Felipe Martínez, que también parte de una tecnología registrada, en este caso para analizar la cromatina espermática en procesos de reproducción asistida.

Más de 14 millones de euros para proyectos emprendedores

Durante estos años, la Consejería de Educación ha destinado más de 14 millones de euros a financiar actividades de transferencia de conocimiento en estas 8 universidades dentro del Programa TCUE. En materia de creación de empresas este apoyo se ha traducido en más de 1.000 emprendedores asesorados, la elaboración de 420 planes de empresa y la creación de más de un centenar de nuevas empresas -mayoritariamente de base tecnológica-.

El concurso forma parte del Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2015-2017, aprobado por Orden EDU/14/2015, de 13 de enero (BOCYL de 22 de enero 2015) en el marco de la “Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León” para el periodo 2014-2020.

‘Vivero Universitario de Promotores Empresariales’ se enmarca en la Acción UNIVERSIDAD EMPRENDEDORA, para el fomento del emprendimiento universitario y la transformación hacia un modelo de universidad emprendedora.

Banco Santander, a través de Santander Universidades, apoya esta iniciativa y mantiene acuerdos de colaboración con 1.200 universidades, instituciones y centros de investigación de todo el mundo. Ha destinado más de 1.000 millones de euros a diversas iniciativas y proyectos universitarios en los últimos 18 años. Más información en www.santander.com/universidades.

Banco Santander y la Fuescyl colaboran con el objetivo de desarrollar conjuntamente actuaciones en el marco del Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2015-2017 así como el apoyo al emprendimiento en la Comunidad en el marco de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León, RIS3 2014-2020. En el pasado curso, suscribieron un nuevo convenio de colaboración para llevar a cabo estas actuaciones.