El consumo siguió tirando de la economía española durante el primer trimestre al crecer un 0,8% en tasa intertrimestral, lo que nos deja en el 3,4% en tasa interanaul. Además, la demanda externa fue menos negativa en ese periodo.
 
En su resumen semanal, los expertos de CaixaBank señalan que “el consumo privado fue el principal motor de la recuperación y la inversión siguió avanzando, aunque por debajo de lo esperado, como consecuencia del menor empuje de la inversión en construcción. Por su parte, el consumo público sorprendió de manera positiva con un avance considerable”.

Durante la semana pasada se conoció que el precio de la vivienda sigue creciendo, tal y como sucede en los últimos meses. En el primer trimestre se incrementó un 0,2%, lo que deja el avance interanual en el 2,4%.  “En los próximos meses, se espera que la tendencia alcista de los precios continúe, apoyada por la escasez de stock en determinadas zonas prime”, dicen en la firma.

En esa misma línea también sigue creciendo la concesión de hipotecas, ligadas a las favorables condiciones de financiación.  En concreto, en los tres primeros meses del año se concedieron un 17,3% más hipotecas que en el mismo periodo del año anterior.

españa


Unión Europea
Hemos visto una mejora de los indicadores de actividad en los países del centro de la eurozona. Así, el PMI compuesto de la eurozona alcanzó los 52,9 puntos en mayo, “un nivel expansivo (por encima de los 50 puntos), similar al registrado en los cuatro primeros meses de 2016”. Además, el el índice de confianza del consumidor de la eurozona mejoró hasta los -7 puntos, 2,3 puntos por encima del valor de abril.” En resumen, la expansión económica de la eurozona prosigue en el segundo trimestre”, dicen.

hipotecas pmi


Economía internacional
Los datos muestran que también se mantiene la expansión en EE. UU. Según la segunda estimación del PIB, la economía estadounidense avanzó un 0,2% intertrimestral.  “Aunque se trata de un avance algo por debajo del registrado en el 4T 2015 (0,3% intertrimestral), hay que tener en cuenta que el BEA suele subestimar el dato de crecimiento del PIB de los primeros trimestres (de 0,3 p. p. este año)”.

En Japón los datos de inflación siguen en terreno negativo. Así,  en abril el IPC sin alimentos pero con energía cayó un 0,3% interanual, con lo cual igualó el descenso del mes anterior . En la firma consideran que “en este contexto, el BOJ podría incrementar en verano el ritmo de compras anuales de deuda (actualmente en los 80 billones de yenes), después de sorprender al mercado al no añadir mayores estímulos en su reunión de abril”.