MADRID, 20 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Terminamos una semana que comenzó el lunes con descensos cercanos al 1% para el Ibex 35, debido a que los inversores utilizaron las crisis de Ucrania e Irak como excusa fundamental para recoger beneficios. El martes, el Ibex cerró con ganancias cercanas al 0,5%, en una jornada de transición, a la espera del comunicado de la Reserva Federal. El miércoles, nuestro selectivo también se revalorizó cerca del 0,5%, para cerrar ayer en máximos desde abril de 2010, cerca de los 11.200 puntos. Hoy, nuestro selectivo se ha dejado un 0,29%, hasta los 11.155,1 puntos, pero termina el viernes con compras semanales del 0,37%.

“A día de hoy no tenemos ninguna señal de debilidad en nuestro Ibex 35. De hecho, la tendencia sigue siendo alcista cualquiera que sea el espacio temporal en el que nos fijemos. Ahora bien, creo que no está de más ser prudente, al menos en el corto plazo”, afirma José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

“Y es que durante el último mes nuestro selectivo se ha revalorizado casi un 10%, dejando numerosos huecos alcistas por el camino. Y a día de hoy no ha rellenado, ni siquiera parcialmente, ninguno de ellos. Subir dejando tantos huecos no es malo en el sentido de que denota fortaleza, pero lo normal, lo sano, sería que, al menos, alguno de ellos se rellenara o se cerrara.

Quiero decir con ello que no pasaría nada porque nuestro Ibex 35 decidiera rellenar el hueco alcista de ayer, en los 11.112 puntos, o incluso profundizara algo más las caídas. Resumiendo, la tendencia es y seguirá siendo alcista, pero agradecería una pequeña pausa en el camino”, concluye este experto.

Cerramos con la opinión de los expertos de Natixis Asset Management, quienes han comentado esta semana que “las medidas del Banco Central Europeo (BCE) han fortalecido la tendencia alcista en los mercados de renta variable, y la posible debilidad del euro puede ofrecer un nuevo catalizador para las bolsas europeas”.

Sin embargo, también añaden que “aunque mantenemos nuestra visión alcista sobre las bolsas del Viejo Continente, también tenemos en cuenta que una fase correctiva puede estar acercándose”. Su conclusión es que mantienen “su visión neutral sobre la renta variable a corto plazo, aunque las valoraciones relativas y las condiciones monetarias globales todavía favorecen las acciones sobre otros tipos de activos”.

César Pérez Obanos