MADRID, 15 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Internet es “en muchos sentido una bendición y una maldición para los inversores”, afirma Michael A. Gayed, de Pension Partners. Entre sus principales ventajas, encontramos la rapidez con la que fluye la información y la gran cantidad de ella a la que se puede acceder con un solo clic. “Sin embargo, demasiado de algo puede ser perjudicial. Cuantos más datos tenemos, menos nos centramos en lo que importa”, afirma este experto.

En este sentido, ante un exceso de información lo que el inversor suele hacer es centrarse “en los extremos exclusivamente, pues lo que está en el medio no interesa... Así, los crashes y las correcciones que son eventos relativamente poco frecuentes captan más atención que los movimientos de probabilidad de largo plazo”. ¿Se acerca pues uno de estos fenómenos?

Junto a Charlie Bilello, Gayed ha publicado recientemente un artículo en el que demuestran que, desde 1926, el liderazgo del sector de las utilities suele preceder a las correcciones y a periodos de alta volatilidad en general. “Ciertamente, el riesgo ha sido ignorado durante algún tiempo en uno de los entornos más atípicos en la historia del mercado. Esta industria y los bonos del Tesoro fueron líderes fuertes en la primera mitad de este año y también en el ejercicio anterior. Pero la volatilidad no repuntó”, reconoce este experto.

Ahora bien, “el flujo constante de información en Internet hace que todo el mundo que intenta entender las dinámicas del mercado crea que entienden el por qué 'esta vez es diferente'. Pero pensar que las relaciones históricas no van a volver a producirse es incorrecto (…) cuando hablamos de generación de riqueza lo que importa no es el aquí y el ahora, sino las probabilidades sobre muestras más largas de la historia. La clave no es cada bit de información sobre acciones o bonos, sino las pocas variables que explican la mayoría de los movimientos de los activos”.

De momento, no hay acciones graves en los movimientos del sector de las utilities, pero “eso no significa que el colapso no se pueda producir (…) las pequeñas empresas han sufrido mucha volatilidad en los últimos tiempos y se han debilitado, a pesar de lo que parece haber sido una ruptura al alza y una vuelta a los buenos rendimientos de principios de julio. Lo que me preocupa es si utilities y treasuries comiencen a superar al mercado una vez más”.

En cualquier caro, la corrección en curso en Europa continúa: la renta variable del Viejo Continente finaliza la sesión del martes con caídas del 0,60% de media. En concreto, el Ibex 35 se ha dejado un 1,23%, hasta los 10.476,9 puntos. Técnicamente, José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, señala que la clave para seguir apostando por un rebote pasa porque los mínimos del jueves pasado no se perforen.

Destacar, que durante la presente jornada, el selectivo español se ha quedado a las puertas (de hecho, a tan sólo cuatro puntos) y desde ahí ha comenzado a rebotar. Recordemos que los niveles a vigilar son los 10.420 puntos del Ibex, los 9.620 puntos del Futuro del Dax, los 4.276 puntos del Futuro del Cac y los 3.130 puntos del Futuro del Euro Stoxx 50. Y, atentos, “por debajo de estas zonas se complicaría bastante el aspecto técnico” de las bolsas europeas, advierte Rodríguez.

Sara Carbonell

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar