El beneficio neto atribuible de ACS creció un 1,1% hasta los 725  millones de euros, a pesar de que recogen los impactos por la menor contribución del área de Servicios Industriales por la ya mencionada venta de activos de energía renovable.  

Las ventas consolidadas del Grupo ACS en 2015 han ascendido a 34.925  millones de euros, un 0,1% más que en el año anterior. La actividad internacional del Grupo supone el 83,2% de la facturación total y la actividad en España representa un 16,8% de las ventas.

El importante crecimiento experimentado en América del Norte ha permitido aumentar la facturación del Grupo en este mercado, que ya representa el 40% de las ventas, mientras que Europa alcanza un 25% de las ventas, Australia un 17%, Asia un 11%, América del Sur un 6% y África un 1%.

La cartera a finales de 2015 ascendía a 67.072  millones de euros, mostrando un crecimiento del 5% respecto a diciembre de 2014 gracias a la fuerte contratación del Grupo en Estados Unidos, Canadá y Australia, y manteniendo una distribución geográfica similar a las ventas.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA), alcanza los 2.409  millones de euros, disminuyendo un 5,6%. Sin embargo esta variación está afectada por la desinversión de los activos de energía renovable por parte de Servicios Industriales en el primer trimestre de 2015, por lo que sin considerar en ambos ejercicios la contribución de estos activos de energía renovable vendidos, el EBITDA hubiese crecido un 3,6% en 2015.

El beneficio neto de explotación (EBIT) disminuye un 8,5% hasta los 1.541 millones de euros, debido igualmente a la desinversión de los activos de energía renovable. Sin considerar la contribución de estos activos en ambos ejercicios, el EBIT hubiera crecido un 5,8% en 2015.

La deuda neta del Grupo ACS se sitúa en  2.624  millones de euros, un 29,5% inferior a la de diciembre de 2014 y un 72% menor que hace cuatro años. El ratio de endeudamiento se sitúa en 1,09 veces sobre el EBITDA del año 2015. Del total de la deuda neta, 541 millones de euros corresponden a financiación de proyectos mientras que el saldo restante, 2.083 millones de euros, procede del endeudamiento neto del resto de actividades.

A esta reducción de deuda ha contribuido, principalmente, la buena evolución de los fondos generados por las operaciones que han aumentado un 144% hasta superar los 2.009  millones de euros, apoyados en el excelente comportamiento del capital circulante operativo que ha mejorado en total 625 millones de euros, mostrando todas las actividades una buena evolución del fondo de maniobra, principalmente en Construcción.

Las inversiones netas  en 2015 alcanzaron 393  millones de euros, desglosadas en unas inversiones totales de 2.228  millones de euros y unas desinversiones que ascendieron a 1.835  millones de euros.

acs resultados