Abertis ganó 510 millones en el primer semestre del año, un 70 % menos que en el mismo periodo de 2015 debido a que en mayo del año pasado el grupo colocó en bolsa el 66 % de Cellnex Telecom y ello le hizo obtener unas importantes plusvalías.


Abertis ha mejorado en sus principales magnitudes: crecimiento del beneficio neto comparable (+9%), Ebitda comparable (+7%) e ingresos (+5%), en un periodo marcado nuevamente por la fortaleza del negocio recurrente, el incremento del tráfico y la incorporación de nuevos activos al perímetro, tras la adquisición del 50% de Autopista Central en Chile.  
 

La comparabilidad de la cifra de resultado neto entre 2015 y 2016 está influida por las plusvalías derivadas de la colocación en bolsa del 66% de Cellnex Telecom en mayo de 2015.
 

Las magnitudes consolidadas se han visto afectadas en este periodo por la evolución negativa de los tipos de cambio en Latinoamérica (Brasil, Chile y Argentina). Sin embargo, el incremento de los ingresos permite compensar estos efectos y el Grupo cierra el periodo con unos ingresos de explotación de 2.243 millones de euros, un 5% superior al mismo periodo del año anterior.

El tráfico ha continuado creciendo en los principales mercados. En el caso de España se mantiene la tendencia al alza, con un incremento del 5,1% respecto al mismo periodo del año anterior. En los mercados internacionales se registran incrementos destacables en Chile (+4,6%) y Francia (+1,2%), y Puerto Rico (+0,7%).
 

En el ámbito de la seguridad vial, el conjunto del Grupo presenta mejoras en sus índices de peligrosidad (-4%) y mortalidad (-9,7%), con un peso especial del mercado brasileño, donde la cifra de fallecidos en accidentes se ha reducido un 13%.

En cuanto a los avances en el cumplimiento del Plan Estratégico, tras la adquisición del 50% de Autopista Central en enero, en mayo Abertis anunció un acuerdo para la adquisición del 51,4% de A4 Holding, gestor de las autopistas A4 (Brescia-Padova) y A31 (Vicenza-Piovene-Rochette); la operación está pendiente de cierre en el segundo semestre del año.
 

Asimismo, la compañía prosigue en sus planes de extensión de la duración de sus concesiones.  Actualmente se encuentra en proceso de negociación de acuerdos en Chile y Argentina similares al que, en abril, cerró en Puerto Rico para la extensión de 10 años de las autopistas PR-22 y PR-5.

 

Cuenta de resultados

Los ingresos de explotación en el primer semestre del ejercicio alcanzaron los 2.243 millones de euros, un 5% más respecto al mismo periodo del año anterior, impulsados por el aumento del tráfico y la incorporación al perímetro de Autopista Central en Chile.
 

El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 1.502 millones de euros (+10%), gracias, entre otros factores, a la buena evolución operativa. Sin tener en cuenta los efectos extraordinarios, el Ebitda avanza un 7%.

Fruto de los avances en los planes de eficiencias y de la disminución de los gastos de explotación, el periodo registra una mejora del margen Ebitda, hasta el 67%. 
 

El beneficio neto se ha incrementado en los primeros seis meses del año hasta los 510 millones de euros (+9% comparable).

 

Evolución de la actividad en los principales mercados

El período cierra con una cifra de negocio internacional de aproximadamente el 70%.

Francia es el principal mercado del Grupo en cuanto a su aportación a ingresos (35% del total) y Ebitda. El tráfico de la filial francesa, Sanef, creció un 1,2% en el periodo, con una Intensidad Media Diaria (IMD) total de 23.284 vehículos.

España es el mercado con mayor incremento del tráfico (+5,1%), hasta alcanzar una IMD de 18.064 vehículos. Supone un 27% de los ingresos consolidados.
 

Chile ha reforzado su peso en el Grupo tras la adquisición del control de Autopista Central y es el tercer mayor mercado en cuanto a Ebitda (un 11% del total). El tráfico en el país registró una IMD de 25.638 vehículos, lo que supone un incremento del 4,6%.

Brasil aporta un 10% del total de Ebitda. Los efectos de la inestabilidad política y económica del país continúan afectando en la negativa evolución del tráfico, especialmente de vehículos pesados. La IMD de Arteris, filial en Brasil, fue de 17.576 vehículos, lo que supone un retroceso del 3,3%.
 

En el mes de mayo se hizo efectiva la OPA sobre Arteris, que se cerró con una aceptación del 96% de las acciones de los minoritarios. Partícipes de Brasil II, controlada por Abertis y Brookfield, desembolsó cerca de 133 millones de euros para adquirir 52,4 millones de acciones de Arteris, que finalmente fue excluida de Bolsa al haber alcanzado la OPA una aceptación superior a los dos tercios de las acciones de minoritarios establecidas en el folleto.

 

Inversiones del Grupo

Las inversiones en el primer semestre del año ascienden a 1.427 millones de euros, de los que 382 millones se destinaron a expansión y 29 millones a inversiones operativas. Los principales proyectos de expansión son las mejoras y ampliaciones de carriles en las autopistas de Brasil (195 millones de euros) y el desembolso de 99 millones de euros para la extensión de la concesión en Puerto Rico. 

Por otro lado, se han destinado 948 millones de euros a la compra del 50% de la chilena Autopista Central.