Con las espadas en alto, así se ha levantado el gobierno de la primera ministra británica Theresa May, que no ha dudado en elevar aún más el tono con el que se dirige a la Unión Europea al amenazar que abandonará las reuniones sobre el brexit si la factura por salirse del grupo excede los 100.000 millones de euros.

Los datos de Opinium Research muestran que el partido laborista está recortando su diferencia con respecto a los conservadores de Mayo, aunque la diferencia sigue siendo de 13 puntos (frente a los 15 de la semana anterior).  Bloomberg apunta también que una encuesta de YouGov reducía la diferencia hasta 9 puntos, la más baja desde septiembre.

May maneja bien los tiempos y sabe qué debe decir, sobre todo ahora que parece que tiene que movilizar a su electorado, que está llamado a las urnas el próximo día 8 de junio. Un movimiento con el que la presidenta del país intenta acumular más poder para poder manejar las conversaciones sobre el brexit a su antojo. Y a un país que eligió contra todo pronóstico abandonar a sus socios, parece que no hay mayor incentivo que el de volver a sacar a relucir todos los demonios.

En este contexto, la libra vuelve a caer frente al euro y al dólar. En concreto, frente a la moneda americana se ha situado por debajo de la cota de 1,30 dólares la libra.

Algunos expertos pronostican que en las próximas semanas podríamos ver a la libra moverse con fuerza si las encuestas confirman que la distancia entre May y sus opositores sigue estrechándose.

El pasado jueves, los expertos de Bank of America publicaban una nota en la que señalaban que “la libra terminaría el año en niveles más bajas, ya que las negociaciones con el brexit iban a tener un inicio difícil. Sin embargo nosotros somos optimistas con el resultado final y compraríamos libra en las caídas, pero vemos una caída por delante”.

Las palabras de May parece que siguen las previsiones de la firma de inversión que preveía que las negociaciones colapsarían en algún punto, lo que provocaría caos en los mercados hasta que las dos partes se sentaran a la mesa. “En este contexto –decían- vemos al par libra-dólar, cotizar por debajo de 1,25 antes de volver a 1,30 en los próximos meses”, afirmaba. 

GBPUSD y GBPEUR (un año)

GBP_Eur

Fuente: Bloomberg