EURUSD: se lo juega todo a lo que decidan la Reserva Federal y el BCE

Tras una semana marcada por la lateralidad, el euro pierde posiciones frente al dólar EUR/USD desde el comienzo de esta, a la espera de las decisiones sobre la retirada de estímulos, e implícitamente sobre la conjetura de cuándo comenzará la subida de los tipos de interés especialmente a uno y otro lado del Atlántico.

La Reserva Federal pondrá además sobre la mesa que su hoja de ruta será muy distinta a la que marque el Banco Central Europeo por una razón fundamental: la inflación es mucho más elevada, hasta dos puntos superior en Estados Unidos frente a una Eurozona en la que preocupa más el efecto de la variante ómicron, con un repunte exponencial de los contagios, sobre el crecimiento, que parece más controlado al otro lado del Atlántico, para dejar la inflación como segunda gran preocupación económica.

Así la retirada de estímulos será más rápida en EEUU y la relación EURUSD reaccionará sin duda a estas noticias. Desde Goldman Sachs consideran que la recuperación de los activos de riesgo y también una mayor estabilidad en los tipos de interés americanos han permitido que el dólar reduzca sus niveles desde los máximos marcados en el mes de noviembre y la Reserva Federal decidirá sobre sus movimientos a corto plazo.

De cualquier forma, el euro mantiene su debilidad sobre el dólar, cada vez más cerca de los mínimos del verano de 2020 para la divisa común europea frente al billete verde, con pérdidas anuales del 7,4%, apenas se aprecia por debajo del medio punto en las cinco sesiones precedentes, no muestra cambios en su cruce en el mes, mientras que en el trimestre recorta ligeramente por encima del 4%.

Lejos quedan ya sus mejores niveles del último año, en los 1,2351 dólares de principios del pasado mes de enero, igualando los registrados en abril de 2018 para la moneda única.

Cotización en la relación euro dólar en 2021

Dólar por tanto que seguirá siendo más atractivo que el Euro por obra y gracias de su banco central y de sus esperadas subidas de tipos para el año que viene frente al horizonte retrasado de 2023 para la Eurozona gentileza del BCE. Entre los últimos en pronunciarse Wells Fargo que prevé que la fortaleza del dólar se mantenga en 2022 y también en 2023. Sus estimaciones avanzan que el próximo ejercicio la relación entre las dos divisas podría colocar al euro por debajo de los 1,10 dólares en su cambio.

La esperada mayor fuerza en la retirada de estímulos por parte de la FED hace el resto, con lo que corrigen incluso sus previsiones anteriores que preveían un aumento del dólar solo hasta el inicio de 2022. De cualquier forma, todos los analistas coinciden en que las divergencias entre FED y BCE van a marcar el devenir de las divisas durante el próximo ejercicio.

Desde el punto de vista técnico, la relación euro dólar, en los indicadores premium que elabora Estrategias de Inversión marca, en modo bajista y revisado además en medio punto una puntuación total de apenas 1,5 puntos de los 10 posibles. Entre lo positivo destaca el volumen a medio plazo que es creciente y la volatilidad a largo plazo que es decreciente

Estrategias de Inversión

o

EURUSD indicadores premium de Estrategias de Inversión

En cuanto al resto, la tendencia bajista en sus dos vertientes se muestra así tanto a medio como a largo plazo, el momento total lento y rápido que es negativo, el volumen de negocio a largo plazo, que es decreciente y el rango de amplitud, la volatilidad en la relación EURUSD que se muestra creciente a medio plazo.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.