El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, instó al jefe del Ejecutivo español a mantener sus compromisos de ayuda al desarrollo, a pesar de la crisis económica. En Latinoamérica, España mantiene su programa de canje de deuda por educación y financia con 1.500 millones de euros el Fondo de Agua y Saneamiento. El compromiso del Gobierno español es destinar el 0,7 por ciento del PIB a ayuda al desarrollo en 2012, cuando concluya la segunda legislatura de Zapatero.