El fabricante checo de medicamentos genéricos Zentiva NV rechazó el viernes la oferta en efectivo de 1.240 millones de euros (1.920 millones de barcelona) del gigante francés Sanofi-Aventis, al considerar que no refleja el valor subyacente de la compañía. Sanofi, que ya controla un 25% en Zentiva, había ofrecido 1.050 coronas checas por acción, lo que valora a la compañía checa en 1.660 millones de euros. La oferta, que superó la de 950 coronas por acción del grupo financiero checo PPF Group NV, está sujeta a que Sanofi adquiera más del 50% del capital y derechos de voto de Zentiva, teniendo en cuenta el 24,9% que ya controla. Para que Sanofi adquiera al menos el 50%, la compañía probablemente tenga que comprar las participaciones del tercer mayor accionista, el grupo de inversión eslovaco J&T -que controla un 7,6% de Zentiva-, de Capital World Investors -con un 7,5% en Zentiva- y de las filiales de Allianz SE y de ING Groep NV, con un 1,5% y un 1,1% respectivamente.