El cielo se tiñó de nubes que llenaron de sombra gris el selectivo español. Las subidas y las bajadas han llenado al parqué madrileño de un viento que carga de indecisión a los inversores, que han permanecido atentos durante toda la semana a uno de los pesos pesados. Telefónica, y su intento de hacerse con Vivo, protagonizó el ecuador de una semana en la que  las compañía energéticas tuvieron su particular vía crucis.
Comenzaba dando la nota el día en que Portugal Telecom votó sobre su oferta por Vivo, elevando hasta los 7.150 millones de euros el precio que estaba dispuesto a pagar por la brasileña. Ya lo decía Esther Martín, directora de análisis de Intermoney "los portugueses están poniendo muy difíciles las cosas, por lo que posiblemente la operadora española tenga que aumentar la oferta para hacerse con la participación de Vivo”. Pero la decisión no se hizo esperar, a pesar de que todo apuntaba a que la operadora española podría conseguir su objetivo como apuntaba Julian Coca, director de rv de Inversis Banco “es bastante probable que Telefónica se haga con Vivo ya que ha hecho bastantes movimientos y les vienen muy bien”. La operadora española completa su presencia en el mercado brasileño y a Portugal Telecom “le viene muy bien el dinero”. Aunque diferente opinión tenía Eduardo Vicho “todo parece apuntar a que Portugal Telecom dirá que no a la oferta de Telefónica por VIVO, ya que el primer ministro portugués, está presionando a los principales accionistas”


Y al final no pudo ser, aunque el 74% de los accionistas de la lusa Portugal Telecom aprobaran la oferta de la multinacional española. El Gobierno portugués vetaba la propuesta de Telefónica para hacerse con la participación que Portugal Telecom (PT) posee en el operador brasileño Vivo. César Alierta, presidente de Telefónica considera que “la compañía no ha perdido la batalla” ya que el Gobierno portugués vetó ayer la propuesta mediante el uso de la ‘acción de Oro’, un derecho que le permitiría impedir determinado tipo de operaciones de carácter estratégico, aunque una amplía mayoría de los accionistas de PT han dado el visto bueno a la oferta del grupo español. No obstante, es muy posible que el Tribunal Europeo de Justicia elimine el próximo 8 de julio este privilegio que ostenta actualmente el Gobierno portugués al considerar que se trata de un derecho ilegal. La compañía cae esta semana en el mercado un 4,81% y deja su precio en 15 euros.

Y la energía cae de manera imparable… 

El mercado ha aparcado a las empresas energéticas en el final de la lista. Un 11,17% pierde esta semana Iberdrola, Gamesa recorta un 11,17%, Enagas un 11,90% y REE un 13,97 %. ¿Qué le pasa a las eléctricas? Los expertos ya lo vienen advirtiendo. Natalia Aguirre directora de análisis de Renta 4 señala que "Las eléctricas lo van a hacer peor que el mercado, pero si tenemos posiciones es mejor mantenerlas” y es que la debilidad está atacando a estas compañías, Alejandro Martín subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, observa que Gamesa “desde finales del año pasado está desarrollando una secuencia de máximos y mínimos decrecientes, lo cual es un claro signo de debilidad”.Señala que la compañía está presentado un movimiento bajista que “está muy bien canalizado y distribuido en tres movimientos impulsivos”.

Y recuerda que “cuando se registran tres movimientos bajistas simétricos es muy probable que se pueda dilatar el movimiento bajista y que se pueda realizar una proyección del 161,8% respecto al primer tramo, entre 16,85 y 11,80 euros” y que “podría llevar al valor a los 4 euros que, además, se relacionaría con los mínimos históricos realizados en 2002-03. Para cancelar esta estructura bajista, el experto dice que “sería necesario que el valor superara la directriz bajista que está en torno a la zona de 9-9,10 euros”. Sin embargo Miguel Cedillo, gestor de Dif Broker, propone el valor “para entrar en corto” ya que, “por arriba no tiene fuerza para llegar a la directriz bajista y, como pierda el mínimo que marcó en los 7 euros, podría experimentar una importante caída”.

Y aunque siguen capa caída y apagadas de luz verde, la energía sigue siendo una de las favoritas para las recomendaciones. Los brokers de RBS, UBS y Nomura recomendaban el pasado mes de mayo comprar los títulos de Gamesa. Mariña Malvar, analista de Orey iTrade comenta que “durante este periodo se han sucedido una serie amplia de recomendaciones positivas por parte de los analistas, pero nunca se han visto correspondidas por pronunciadas mejoras en la cotización del valor”. Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners, le augura un futuro con pocas posibilidades. La experta señala que “va a ser difícil que las cosas le vayan bien” incluso afirma que “será una de las últimas en recuperarse”

Los expertos de Orey iTrade admiten que “el horizonte de Gamesa es incierto”, pero como nunca se sabe señalan que “una mejora de la capacidad de solvencia del país podría reactivar un plan de incentivos de las energías renovables, lo cual, reactivaría la cotización al alza del valor”.

Pero en esta semana ya se anunciaban los malos presagios para Iberdrola pues los expertos de Independent Research GmbH bajaban su consejo sobre la compañía a mantener.

Mariña Malvar, analista de Orey iTrade dice que “el sector energético español se ha visto favorecido recientemente por las condiciones naturales que presenta el territorio nacional, por la capacidad de eólica en el Norte y por la exposición solar del territorio español, que supera en gran medida la media del Continente” pero entonces ¿qué le está pasando a la energía? La experta comenta que “en vista de las actuales regulaciones y una opinión pública cada vez más contraria a la implementación de energías no renovables, existe un gran interés social en la implementación de estos sistemas que quizás no se vean del todo apoyado por las facilidades políticas. En sintonía con esto, podemos encontrar que, mientras que las eléctricas gozan de grandes subvenciones en la creación y manutención de sus plantas, el gobierno rebajó en un 30% los subsidios para los proyectos fotovoltaicos ya implementados” a causa de esta reducción se rogó al gobierno que no rebajara las primas a estas instalaciones pero esta medida no fue del todo acertada. Esta situación ha llevado a una pérdida de confianza a los inversores por ello sus caídas constantes dentro del mercado.

¿El único que recoge beneficios? Sorprendentemente un banco mediano, Sabadell huye del nubarrón que tapa a la energía para subirse a las alturas despejadas, elevando su cotización esta semana un 0,80%. Y aunque los bancos son protagonistas siempre para bien o para mal esta semana se cargaban de volatilidad, un día subieron, otro bajaron y viceversa, así está la situación en el sector financiero tan pronto caen en picado contra el suelo como se elevan a los cielos despejados. Ofelia Marín Lozano, Directora de inversiones de Banca March comenta que "los bancos españoles están en el punto de mira porque España está en el punto de mira, pero sigue siendo un sector muy solvente".

Y aunque el Banco Central Europeo (BCE) ha adjudicado 131.933,19 millones de euros en la subasta de refinanciación con vencimiento a tres meses sin límite de cantidad y con un tipo fijo del 1% con la que pretende aliviar en parte la incertidumbre sobre las necesidades de liquidez del sistema al expirar el préstamo a un año de 442.240,5 millones al 1% la situación de los bancos y si podrán afrontar la deuda sigue en el punto de mira. A pesar de ello, la directora de análisis de Banca March considera que “el sistema financiero español es el único que continúa en beneficios después de la gran crisis de 2008-2009 y que no ha recibido ayuda pública. A España se le está exigiendo hacer cosas pero hay un temor excesivo en el sistema bancario que sigue siendo muy solvente por lo que no hay razón para tanto temor”
Banco Santander y BBVA los gigantes encargados de hacer girar la bolsa a su antojo han presentado caídas y subidas durante toda la semana, finalmente el banco presidido por Emilio Botín recorta un 2,95% esta semana mientras que BBVA baja un 4,79%.