A la bolsa estadounidense no hay quien le pare. Wall Street suma una jornada más en positivo y eso que los datos de PIB del cuarto trimestre fueron revisados hoy a la baja. Tras prever un aumento del 5,9%, finalmente se ha confirmado un ajuste hasta el 5,6%, pero eso no ha desanimado al Dow Jones que sube un 0,19% hasta los 10.862 puntos. También se apuntan avances el Nasdaq, que suma un 0,42% y el S&P 500, con un 0,26% arriba. En el mercado de divisas, el euro sigue achicándose frente a la moneda americana y se cambia a 1,33 dólares, lo que tampoco favorece al petróleo cayendo el precio del barril a 79,96 dólares.
Pese a que hoy podría tener alguna excusa para teñirse de rojo, el parqué estadounidense sigue con tono positivo. Máximo tras máximo la bolsa del otro lado del Atlántico saca pecho frente a la volatilidad de Europa, así como también lo hace su moneda.

La nota no tan positiva del día hoy la han dado los datos de PIB del cuarto trimestre. Durante la última parte del 2009 el crecimiento de la economía norteamericana fue menor al vaticinado en principio. La primera lectura del PIB se ubicó en un 5,9%, pero el dato final ha descendido hasta el 5,6% debido a las revisiones a la baja en los gastos de los consumidores y empresas. Aún así, el dato contrasta de lejos con la expansión más ajustada de un trimestre antes (2,2%) y de lo esperado para lo que va de 2010 (entre el 2,5% y el 3,0%).

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar… en Europa los gobiernos se han puesto manos a la obra para controlar, también por su parte, el mercado crediticio. En concreto, la Casa Blanca incluirá una reducción en los saldos de los préstamos hipotecarios para algunos prestatarios en problemas y el otorgamiento de ayuda temporal a los prestatarios desempleados, así como exigir a los bancos que consideren anular saldos de préstamos como parte de la fórmula para reducir los pagos mensuales bajo el programa federal Home Affordable Modification Program, o HAMP. Pero esto no parece afectar a la cotización hoy de las grandes financieras de EE.UU. Bank of America sube un 1,35% o Citigroup un 2%.

Con respecto a esta última entidad, según recoger la prensa estadounidense, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos elabora un plan para vender la participación del 27% (7.700 millones de acciones) que posee en el banco. Con ello, intentarán ubicar a Citigroup más cerca de salir del Programa de Alivio a Activos con Problemas, o TARP.

Quien no sale del agujero en el que se metió por méritos propios es Toyota. El principal fabricante de autos suspenderá temporalmente la producción de sus factorías en Francia y Reino Unido durante doce días a partir de finales de marzo puesto que la demanda ha caído en picado después de que se descubrieran serios problemas en varios de sus modelos de coche. Aún así, los inversores parecen aprovechar las caídas del valor experimentadas en las últimas semanas y hoy vuelven a tomar posiciones haciendo subir un 0,71% la acción.

Si la deflación es un fantasma que sobrevuela la potencia nipona, hoy se ha conocido que los precios de consumo (de IPC) de Japón cayeron por duodécimo mes consecutivo en febrero y a un ritmo algo más rápido de lo esperado.