Las primeras nevadas no han enfriado el optimismo en el parqué estadounidense. Pese al aumento del déficit público y los precios en un país que aún sale de la crisis, el Dow Jones abre con un ascenso del 0,03% hasta los 10.455 puntos, el S&P 500 un 0,39% y el Nasdaq un 0,45% en un día en el que la Fed leerá su discurso sobre la economía yanqui aunque se prevé que poco varíe del anterior.
Aunque subió dentro de los márgenes que se barajaban, el IPC sumó en noviembre un ascenso del 0,04%. Así pues, los precios en este 2009, año enclavado en la crisis mundial, se han encarecido un 1,8%. Al menos, la inflación básica se mantuvo sin cambios

Además, el déficit por cuenta corriente aumentó en 500 millones más de lo previsto, hasta los 108.000 millones en el tercer trimestre, a medida que aumentaban las importaciones de petróleo y otros bienes de consumo e industriales, lo que algunos ven como una nueva señal de la recuperación económica del país, pero que indica que la inversión en el extranjero ha aumentado frente al ahorro interno. Como dijo alguien “para enriquecerse, no sólo hay que saber no gastar en exceso, sino también ahorrar”.

Al menos, uno de los sectores más afectados por la recesión, el inmobiliario, vuelve a repuntar después de meses de sequía. En noviembre la construcción de viviendas nuevas subió un 8,9% hasta las 574.000 casas, por encima incluso de las expectativas.

Las peticiones de préstamos hipotecarios también subieron un 0,3% la semana pasada aunque, las ayudas para la compra de viviendas disminuyeron un 0,1%, frente al aumento de la refinanciación de créditos que subió un 0,9%.

Si hace unos días EE.UU. agradecía a Abu Dhabi las ayudas que destinará a Dubai World, hoy no se mostraba muy contento ante la restricción del acuerdo que el mayor fondo soberano de Oriente Próximo tenía para la comprar acciones de Citigroup. La financiera, que esta semana anunciaba que devolvería hasta el último centavo prestado por el Gobierno, se llevaba un jarro de agua fría al amanecer con este rechazo. La postura de Abu Dhabi es comprensible, ya que perdería 7.500 millones de dólares invertidos en el banco americano. Este miércoles, Citi cede un 2,81%.

Justo antes de la apertura de Wall Street se ha conocido que EE.UU. ha denunciado a Intel por abuso de posición al llevar a cabo una campaña sistemática para dejar fuera a los microchips de empresas rivales. Esta acusación no ha gustado a sus inversores que se retiran del valor haciéndolo descender un 1,72%.

Esto es lo que ha dado de sí el día hasta la apertura y a la espera de que la Fed dé su visión de la situación económica de EE.UU. esta tarde.