Ni las buenas vibraciones ante el comienzo de la temporada de presentación de resultados consiguen animar la cotización en el parqué estadounidense. Las amplias alzas de la semana pasada y las caídas que hoy experimentan los principales índices europeos alejan a los inversores de Wall Street. El Dow Jones abre con una caída del 0,12% hasta los 10,186 puntos, el Nasdaq un 0,08% y el S&P 500 un 0,27%. En el mercado de divisas el euro cae a la zona de los 1,25 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 75,50 dólares.
Esta noche Alcoa da el pistoletazo oficial de salida a la temporada de prestación de resultados empresariales. La alumínica espera mejorar su beneficio en un porcentaje discreto, 0,18%. De momento, la acción cede un 0,64%.

Aon adquirirá la firma de subcontratación y consultoría de recursos humanos Hewitt Associates por unos 4.900 millones, triplicando con ello el tamaño de las operaciones de consultoría que actualmente tiene Aon. El valor pierde hoy un 7,12% en el NYSE, mientras que Hewitt Associates se dispara un sorprendente 32,87%.

BP continúa con sus esfuerzos por parar el derrame de fuel y, una enésima vez más, prueba otro método, esta vez el cambio de tapa para contener el vertido. Sea por la confianza en los nuevos métodos o sea porque el valor ha experimentado una fuerte caída, hoy escala un 4,32%.

Una vez más un banco estadounidense es acusado de fraude. Esta vez se trata de Bank of America que ha admitido haber realizado seis transacciones que ocultaron indebidamente miles de millones de dólares en deuda, reduciendo con ello el tamaño de la hoja de balance de una división para cumplir las metas financieras internas. Este lunes BoAf es castigada por esta mala praxis con un 0,53% de caída en bolsa.

General Motors ha descartado definitivamente crear una división de financiamiento para otorgar préstamos a compradores de automóviles. A cambio, mantiene conversaciones con varios bancos para buscar una vía de escape y financiación.