Tras varias sesiones al alza, la bolsa de Nueva York hoy vuelve a caer. El Dow Jones bajaba un 0,33%, llegando a los 9.505 puntos, el Nasdaq un 0,12% y el S&P 500 un 0,42%. La crecida de los pedidos de bienes duraderos y el aumento de la confianza del consumidor no han sido suficientes para animar la inversión al comienzo de la sesión.
Esta mañana se han conocido los resultados de pedidos de bienes duraderos en EE.UU. durante el mes de julio, los cuales, aumentaron un 4,9%, lo que supone la mayor alza desde hace dos años. En total se contabilizó un monto ajustado por factores estacionales de 168.430 millones de dólares.

El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, ayer declaró que “la recesión terminó y los indicadores económicos de EE.UU. apuntan a que se está registrando una recuperación gradual, pero las empresas permanecen cautelosas respecto a contratar personal o aumentar los salarios de los empleados”. De estas palabras se deduce que la economía se está recuperando, pero el empleo se demorará más, como también ayer avisaban desde La Casa Blanca.

También han sido positivos los datos de confianza del consumidor, que indican que el bienestar subió 1 punto a -45 en la semana que finalizó el 23 de agosto, y el de las solicitudes de préstamos hipotecarios, que aumentaron un 7,5% la semana pasada.

Pese a la crecida de las peticiones de préstamos para compra de viviendas, los dos sectores directamente implicados en el mercado hipotecario: inmobliarias y financieras, no parecen repuntar hoy en bolsa. Entre las constructoras castigadas esta sesión se encuentran Fannie Mae, que cae un 6%, y, entre los bancos penalizados, está AIG, que baja un 1'85%,  Bank of America, que pierde un 1%, o Freddie Mac, que se mantenía casi plano.

A pesar de los buenos datos macro y las continuas declaraciones de optimismo por la salida de la crisis, los inversores parecen escépticos y recogen beneficios hoy tras alcanzar Wall Street su máximo anual hace pocos días y seguir subiendo a comienzos de esta semana.

También en el apartado empresarial algunas noticias han sido buenas, como los resultados trimestrales de la compañía Dollar Tree. Esta minorista registró una ganancia neta de 56,9 millones de dólares durante el segundo trimestre de su año fiscal, un incremento del 51% frente al beneficio de 37,6 millones del año anterior. Las cuentas fueron mucho mejor de lo esperado, por lo que la empresa ha vuelto a elevar su proyección para el resultado de todo el año. Además, estos buenos datos se ven hoy reflejados en su cotización que sube un 6,66% minutos después de la apertura de la sesión bursátil.

La farmacéutica estadounidense Pfizer tendrá que pagar  al fisco venezolano una multa de 36,58 millones de bolívares (17,01 millones de dólares) por irregularidades en el pago del Impuesto sobre la Renta. Por lo visto, la compañía habría omitido al fisco los ingresos operacionales y extraordinarios pero, pese a esta penalización, hoy su cotización se mantenía plana.

Hoy se ha conocido que Texas Plains Capital, ha registrado ante la Comisión de Bolsa y Comercio de EE.UU. sus planes para realizar una salida a bolsa de cerca de 140 millones de dólares en acciones. El banco de Texas planea utilizar el dinero para pagar los 92 millones de dólares que recibió del Programa de Alivio a Activos con Problemas del Gobierno norteamericano.

Quizás, ante las pistas que últimamente desvelan una posible superación de la recesión, las compañías consideran que es el momento de cotizar, y es que, este mes, por primera vez en un año, el flujo de empresas nuevas que registran planes para salir a bolsa ha aumentado.