La renta variable americana comienza la sesión en números rojos. Caídas del 0,2% para el Dow Jones que le coloca en los 8.300 puntos. Y con ella el resto de índices: el S&P500 pierde un 0,28% mientras que el tecnológico Nasdaq retrocede un 0,12%. De nuevo las miradas puestas sobre la economía y en la inicidencia que tendrá sobre las cuentas de Alcoa, que se publicarán mañana al cierre. En una sesión en la que el euro cotiza en los 1,3983dólares. 
Las plazas americanas comienzan la jornada en negativo. El Dow Jones pierde un …, el S&P marca los ..mientras que el tecnológico Nasdaq retrocede un ..en los primeros minutos de negociación. En el apartado macroeconómico, los inversores cuentan con el dato de ventas minoristas que descendieron un 4,3% durante las cinco primeras semanas de junio, frente al mismo período del año anterior. Un dato que se encuentra por encimas de las previsiones de los analistas. Además, los inversores se preparan para una emisión del Tesoro de EEUU de 35.000 millones de dólares en los títulos a tres años. Todo ello bañado por las palabras de Laura Tyson, integrante del equipo de Obama, advirtiendo de que la economía estadounidense necesita un segundo paquete de medidas de estímulo fiscal. Quizás por ello, los inversores miran hacia compañías como Alcoa que da el pistoletazo de salida a la etapa de publicación de resultados empresariales y en la que se espera dé un visión sobre el impacto de la crisis en las cuentas de las compañías. Hasta el cierre de mañana, momento en que la minera de cuenta de sus resultados, sus títulos permanecen en los 9,26 dólares por acción.

Grafico Dow Jones



Los inversores miran a éstas y a referencias como la evolución del precio del petróleo. Y lo hace el día en que los reguladores del mercado en EEUU están estudiando la posibilidad de restringir las compraventas por los operadores del mercado y gestores de fondos cotizados indexados a la evolución del petróleo, para paliar la especulación sobre este activo. Y parece que el barril de crudo lo veía venir pues se mueve en torno a los 64 dólares. Una tendencia que, según los operadores del mercado, podría verse como un signo de inestabilidad de la demanda pues los altos precios del crudo dan señales de que la economía en general está regresando.

Quizás por ello las energéticas comienzan la sesión cotizando con subidas. Exxon Mobil pierde un 0,88%, ConocoPhilips retrocede un 0,47% después de haber anunciado que prevé alcanzar una producción de 1,86 millones de barriles de petróleo en el segundo trimestre del año, incluyendo Syncrude pero excluyendo Lukoil.
Las informaciones también apuntan a compañías como Boeing. La compañía baja un 0,72% el día que anuncia que pagará 580 millones de dólares en efectivo por Vought Aircraft Industries, el proveedor de componentes y piezas de ensamblaje del fuselaje del avión 787.

Los ánimos en el sector financiero tampoco permiten presumir de cierto optimismo. Minutos antes de la apertura, Deutsche Bank ha informado de que los bancos de EEUU podrían necesitar ampliar capital por 300.000 millones de dólares para cubrir las pérdidas crediticias y antes los futuors requisitos de capital.  Las principales entidades del mercado americano comienzan la sesión con caídas del 0,72% en el caso de Citigroup. Un 0,76% pierde JP Morgan mientras que MOrgan Stanley consigue alzarse un 0,2% en los primeros minutos de negociación. Bank of America consigue también zafarse de los números rojos al superar el punto porcentual de revalorización.

En el tecnológico Nasdaq, Microsoft baja un 0,39% el día que anuncia que invertirá cerca de 3 millones de euros en la puesta en funcionamiento de su nuevo centro de tecnología sanitaria de Valencia. Un centro que se unirá a los otros ocho que la compañía ya posee en España. Sus homólogas: yahoo! retrocede un 0,13% marca los 14,91 dólares mientras que Google pierde un 0,44% en los primeros minutos de negociación. Es otra tecnológica, esta vez Intel, la que lidera las subidas en el Dow Jones después de que Bank of America haya mejorado su recomendación sobre la compañía hasta comprar.

Los mayores recortes de la sesión se los anota Hansen Medical. El valor pierde más del 30% después de anunciar cifras de ventas preliminares para el segundo trimestre del año muy inferiores a las estimaciones de los analistas. Cifras que la compañía acuña a las condiciones macroeconómicas que continúan limitando los gastos de capital entre los clientes.