Las acciones de los principales índices norteamericanos subían al comienzo de la sesión en Wall Street. El Dow Jones, tras el cierre a la baja de ayer, hoy se coloreaban de verde y ascendía un 0,45% hasta los 9.822,77 puntos. Alzas muy cercanas a ésta también se sumaban el Nasdaq, que crecía un 0,46%, y el S&P 500, con un 0,47% positivo. Los inversores apuestan por las compras a la espera de que mañana se vean recompensados por una favorable visión de la Fed sobre la economía de EE.UU., aunque el consumo familiar en los últimos días se haya visto mermado.
Hoy comienza la reunión de dos días de la Fed pero, quizás sea mañana cuando el mercado del otro lado del Atlántico acabe de tomar un rumbo fijo y dicho organismo deje allanado el camino a los inversores para apostar por las compañías estadounidenses pero, de momento, hoy se espera que cierta volatilidad planee sobre Wall Street.

Los inversores parecen impacientes ante la decisión que tome la Fed acerca del futuro de los tipos de interés y, sobre todo, ante el discurso posterior que dará Ben Bernanke. Los expertos auguran que los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales y es que, pese a que el mismo presidente de la Reserva Federal dijera hace unas semanas que EE.UU. ya había tocado suelo, aún es pronto para tomar medidas precipitadas y que tambaleen el mercado. Las compañías norteamericanas van creciendo pero, como si fueran bebés, no se les puede quitar el biberón porque aún necesitan el sustento de su madre: las ayudas del Gobierno de Obama.

Con respecto a las noticias macroeconómicas que se van conociendo hoy, antes incluso de la apertura de la bolsa, The International Council of Shopping Centers-Goldman Sachs publicó que el índice de ventas de cadenas minoristas descendió un 2% durante la semana al 19 de septiembre frente a la semana previa. Esta caída es la mayor en ocho meses aunque se produjo un incremento del 0,6% con respecto a los datos interanuales.

También Redbook Research informó hoy que las ventas de las cadenas minoristas en EE.UU. ascendieron el 0,3% durante las tres primeras semanas de septiembre, frente al mes anterior. Aún así, las ventas en el período disminuyeron un 2,3% con respecto a septiembre del 2008.

Ambas publicaciones no son buenas nuevas para el consumo americano que, en las últimas semanas había repuntado.

En el apartado empresarial, ConAgra, dijo hoy que su beneficio se redujo a 165,9 millones dólares, ó 37 centavos de dólar por acción, en el primer trimestre del año, de 442,4 millones dólares, ó 95 centavos por acción, un año antes. Las ventas cayeron un 3,3%, en parte, debido a una explosión en una planta de Slim Jim en junio, que mató a tres personas y conllevó el cierre de este local durante varias semanas. Los analistas esperaban que las ventas llegaran a los 3.09 millones de dólares por lo que los accionistas se han visto defraudados y han recogido beneficios haciendo descender al valor cerca de un 2% en lo que va de sesión.

Al gigante de la alimentación KraftFoods, parece que se le suaviza el panorama con respecto a la posible adquisición del grupo Cadbury. Así pues, hoy Todd Stitzer, presidente ejecutivo de la chocolatera, ha dicho que la unión no sería tan descabellada. Mientras, las acciones de Kraft descendían un 0,19% y las de Cadbury trepaban un 1,79%.

Al cierre de mercado ayer, se conoció que Bank of America acordó pagar 425 millones de dólares para cancelar un pacto tentativo de pérdidas compartidas diseñado para ayudar al banco a digerir la firma de valores Merrill Lync. Por lo visto, autoridades estadounidenses han estado presionando a la entidad para que pagara entre 300 millones y 500 millones de dólares para dar por terminado el acuerdo. Hoy las acciones del BofA subían un 2,43%.