El Dow Jones de Industriales subió un 1,11% hasta los 8.711 puntos, con ayuda del empuje que mostraron las tecnológicas y de datos de desempleo en EE.UU. mejores de lo esperado. El selectivo S&P 500 ganó un 0,86% (8,06 puntos) y quedó en 940,74 unidades.
El mercado Nasdaq avanzó un 1,19% y cerró la jornada en 1.885,03 unidades. El mercado neoyorquino osciló entre el terreno positivo y el negativo durante gran parte de la sesión pero, en las dos últimas horas de negocio, se animaron las compras de valores y en particular las de empresas de tecnología, materiales básicos y energía, entre otros sectores.

La compañía IBM, con un alza del 3,19%, fue una de las consiguió una ganancia más sustancial entre las empresas del Dow, con los inversores a la espera de conocer unos resultados trimestrales que difundiría después de concluir la sesión y que pueden influir en la dirección que tome el mercado en la última jornada de la semana.

Los inversores volverán a la actividad el viernes conociendo también las cuentas de Google del último trimestre, y sus acciones cerraron este jueves a 442,60 dólares, un 1,01% más caras que el día anterior.

Las acciones de Intel se revalorizaron el 2,49% y las de Microsoft subieron el 1,33%, entre otras empresas tecnológicas.

Sector bancario


La jornada fue también favorable para American Express, que avanzó el 3,89%, en tanto que Bank of America, que presentará este viernes sus resultados trimestrales, retrocedió el 1,86% y JPMorgan Chase bajó el 1,39%.

Esa última entidad no obstante logró en los últimos tres meses unas ganancias e ingresos que superaron las previsiones de los analistas de Wall Street (ganó un 36 por ciento más)

Los títulos de la entidad crediticia CIT Group se depreciaron un 75% y cerraron a un precio de 41 centavos, entre crecientes dudas sobre el futuro inmediato de ese banco después de que no consiguiera ayuda del Gobierno de EE.UU. para remediar sus problemas de liquidez.