Las acciones estadounidenses subían el jueves, borrando una racha de tres sesiones en baja, por la expectativa de una estabilización económica tras positivas cifras laborales y de actividad industrial regional. El promedio industrial Dow Jones subía un 1,08%, a 8.589,01 unidades, el índice Standard & Poor's 500  ganaba un 1,14% y el índice Nasdaq Composite trepaba un 0,39%, a 1.815,04.
El mercado se mostraba algo más animado a medida que avanzaba la sesión y después de haber oscilado entre el territorio positivo y el negativo en los comienzos de la jornada, mientras los inversores calibraban datos que reflejaron un leve aumento en las peticiones nuevas de ayuda por desempleo la pasada semana, pero un fuerte descenso en el número de personas que reciben ese tipo de subsidios de manera continuada.

Las compras de valores se intensificaron algo más después de difundir The Conference Board su índice de tendencia futura de la economía de EEUU, que subió un 1,2% en mayo, más de lo esperado, y percibirse también signos de mejoría en la actividad manufacturera en la zona media atlántica de Estados Unidos durante este mes.

El sector financiero en su conjunto avanzaba el 1,64% y las acciones de Bank of America subían un 5%, en tanto que JPMorgan avanzaba el 3,94 y American Express ganaba el 1%.

Los títulos de Alcoa subían el 4,77%, las farmacéuticas Merck y Pfizer avanzaban el 4,44% y el 3,22%, respectivamente, y empresas de productos de consumo como Coca-Cola y Kraft también tenían una sesión positiva, con avances del 2,94% y del 4,3% en cada caso.

El barril de crudo de Texas se encarecía con moderación y se negociaba a más de 71 dólares en el mercado de materias primas, en tanto que la deuda pública a diez años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,82%.