Los inversores en Wall Street sí que se han puesto de huelga. El dinero no hace más que salir del parqué estadounidense. Ni el aumento de las ventas minoristas anima la cotización. Los descensos generalizados en la renta variable mundial pesan más que las buenas noticias. El Dow Jones amanece con caídas del 0,91% hasta los 10,045 puntos, el Nasdaq se deja un 1,73% y el S&P 500 un 1,32%. En el mercado de divisas el euro cae al entorno de los 1,21 y, en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 75,39 dólares.
Las pérdidas que hoy registra el parqué norteamericano están justificadas por los descensos en las bolsas que registra el Viejo Continente y por la estrepitosa pérdida del 4,3% con la que cerró ayer el índice de Shangai. Con este panorama los inversores no hallan grandes excusas para comprar los títulos de sus compañías y eso que el índice ICSC-Goldman publicado hoy arroja una subida de las ventas minoristas del 2,1%. En tanto, el índice ascendió un 3% interanual.

El Nasdaq Global Market tendrá a partir de la próxima semana un nuevo actor, Tesla Motors, que sacará a cotizar 13,3 millones de dólares en acciones a un precio de 17 dólares cada una.

Quien ha salido de compras es Caterpillar que adquirirá la participación del 15,8% que Xuzhou Construction Machinery Group en una compañía de excavadoras que las dos empresas operan desde 1995. Entre tanto, Caterpillar cede un 3,62%.

En el sector tecnológico las cosas marchan viento en popa y, para ejemplo, un botón: Micron Technology registró rentabilidad en el tercer trimestre fiscal por tercer período consecutivo gracias al aumento de las ventas y los beneficios granjeados por la adquisición de Numonyx. Aún así, Micron hoy no se salva de la quema y desciende un estrepitoso 10,48%.

3M es optimista con sus ganancias trimestrales y proyecta una mejoría para sus próximas cuentas esperando ganar entre 6.600 millones y 6.750 millones de dólares. 3M hoy cede un 1,23% en el NYSE.

Ni un día se puede dejar pasar sin hablar de BP. Hoy la Fed de Nueva York ha afirmado que no existe riesgo sistémico por exposición de los bancos estadounidenses a BP y sus pérdidas por el desastre del derrame en el Golfo de México. Sin embargo, la petrolera inglesa hoy escala un 1,04%. Las financieras, por su parte, ceden. Bank of America un 2,13%, Morgan Stanley un 2,85%, Wells Fargo un 1,96% y Citigroup un 3,13%.