Todo pinta que ésta será una jornada de descensos en Wall Street. Al igual que los parqués europeos, la bolsa estadounidense vive recortes en sus principales índices. El Dow Jones cotiza un 0,02% abajo colocándose en los 10.571puntos, el S&P 500 un 0,22% y el Nasdaq un 0,11% y es que los malos datos de paro y la tendencia bajista de hoy en el Viejo Continente no han alentado a los inversores que se refugian en activos de menor riesgo.
Antes de la apertura de mercado, se ha conocido que las solicitudes iniciales de beneficio por desempleo ascendieron la semana pasada. Si bien por debajo de las expectativas, las peticiones aumentaron en 1.000 a 434.000, lo que demuestra que la creación de empleo aún va cuesta arriba en la primera economía del mundo aunque para conformarlo habrá que esperar a las cifras de empleo que se publicarán mañana al otro lado del Atlántico.

Si ayer al cierre de las bolsas del Viejo Continente la Comisión Europea daba luz verde a la OPA de Kraft sobre Cadbury, hoy se ha confirmado que Ferrero definitivamente está en negociaciones con Hersey para hacer una mejor oferta al fabricante británico y, si bien éstas parecen complicadas, la compañía italiana se guarda un as en la manga: Blackstone Group. La firma de capital riesgo también sería candidata para hacer un tándem con Ferrero por Cadbury. De momento, tras el visto bueno de la CE a Kraft, la estadounidense sube un ligero 0,03%, Blackstone Group un 0,50%, mientras que Cadbury y Hersey ceden un 0,18% y 0,41%, respectivamente.

Continuando con las habituales noticias de fusión empresarial que protagonizan la prensa salmón en estos meses, hoy conocíamos que American Airlines aumentó su oferta por la atribulada Japan Airlines unos 300 millones de dólares a 1.400 para ponerle las cosas aún más difíciles a su principal contrincante por la aerolínea nipona: Delta Air Lines. Este jueves AMR sube un 0,49% y Delta un 1,49%.

Pese a la convaleciente situación del mercado inmobiliario en EE.UU. algunos ven agua en el desierto y registran ganancias en sus cajas, como es el caso de la constructora Lennar que, tras dos años de sequía, por fin cuenta números verdes con unos beneficios de 35,6 millones de dólares en el cuarto trimestre fiscal. Esta buena noticias hoy está siendo premiada con una subida 9,45% en el NYSE.

Pero está claro que quien gana hoy de verdad es el dólar, que después de varias jornadas con la cabeza agachada frente al euro, hoy se fortalece. La moneda única ya se cambia a 1,4333 dólares, lo que también ha repercutido en el precio del petróleo que desciende a los 81,14 dólares/barril.

A pesar de las malas noticias, como ya dejaba claro la Fed en sus actas publicadas ayer, la economía estadounidense va por buen camino y ya vislumbra la superación de la recesión al final del túnel aunque su paso es pausado.