Los futuros de Wall Street anticipan una apertura bajista. Las renovadas dudas que ha generado Home Depot con su advertencia sobre la debilidad del mercado inmobiliario se suma a la frialdad con la que el mercado ha recibido los resultados de Alcoa, los primeros de la nueva temporada. Wall Street espera además con cautela las palabras de Ben Bernanke sobre la inflación. A falta de hora y media para la apertura, los futuros del índice Dow Jones se dejan un 0,18%, y lso del S&P 500 y el Nasdaq un 0,2%.