Este martes puede ser un día crucial para la economía estadounidense y de ahí las ganancias en la apertura de Wall Street. El presidente de la FED, Ben Bernanke, podría anunciar un nuevo paquete de estímulos derivado de las últimas actas publicadas por el FOMC bajo el calificativo de ‘new tools’. Los resultados corporativos, fundamentalmente de Coca-Cola y Goldman Sachs, inyectan optimismo en la bolsa neoyorquina. El par euro/dólar se mantiene en el 1,22.

El foco recae sobre Ben Bernanke que en unas horas pronunciará un discurso en el que a todas luces debería desvelar, sino todo, sí parte de las nuevas ideas de la Reserva Federal para estimular la economía estadounidense últimamente en sus horas más débiles. Desde luego que buena parte de los analistas coinciden y ya lo anunciaba el propio José Luis Cava, analista de la Zona Premium de Estrategias de Inversión, aseguraba la semana pasada que Bernanke adoptará con toda seguridad alguna decisión y que ésta será en un formato novedoso a diferencia de un posible QE3 u ‘Operación Twist’.

Ganancias, por tanto, de medio punto porcentual para los tres principales índices americanos. El Dow Jones de industriales escala hasta los 12.795 puntos en la apertura, el tecnológico Nasdaq, hasta los 2.913 enteros, mientras que ese 0,50% de subida lleva al S&P 500 hasta los 1.360 puntos.

El capítulo macroecónomico se complementa en este martes con el dato de inflación del mes de junio, mes en el que se mantuvo estable respecto a mayo, cuando bajó un 0,3%. En tasa interanual permanece, por tanto, en el 1,7%. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban la estabilidad de la tasa mensual, pero pronosticaron una tasa anual del 1,6%.

Dentro de la cesta de la compra estadounidense se encuentre probablemente Coca-Cola, compañía con una impecable directriz alcista en el mercado neoyorquino, y que ha presentado un beneficio neto a cierre del segundo trimestre de 2.790 millones de dólares, en línea con los 2.800 millones que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. El beneficio por acción ascendió a 1,21 dólares.

El otro gran protagonista de la jornada es Goldman Sachs que ha superado las expectativas de los expertos a pesar de que su beneficio trimestral cayó hasta 927 millones de dólares, frente a los 1.100 millones del mismo periodo de 2011. Los analistas consultados por Thomson Reuters esperaban de media un beneficio de 1,17 dolares por acción y unos ingresos de 6.410 millones de dólares, frente al actual obtenido que asciende a 1,78 dólares/acción.

Johnson & Johnson completa la tanda de resultados empresariales. Registró unas ganancias netas en el segundo trimestre del año de 1.400 millones de dólares, o de 50 centavos por título, lo que supone un descenso del 49% respecto a los 2.780 millones, o de 1 dólar por título, del mismo periodo del año anterior. Los analistas consultados por FactSet Research esperaban de media unas ganancias de 1,29 dólares por acción y una facturación de 16.680 millones.

Ayer a cierre del mercado Yahoo! hacía público un fichaje que no gustará demasiado en casa de Microsoft. Marissa Mayer, una de las directivas más respetadas en Silicon Valley, e histórica de Microsoft será la tercera persona que coja las riendas de la empresa de correo electrónico en un año. Otro frente abierto está en Europa donde la Comisión Europea prepara otra multa millonaria contra el gigante informático Microsoft, que podría llegar hasta el 10% de su volumen de negocios, por haber incumplido su compromiso de incluir en su sistema operativo Windows una pantalla que permita a los usuarios instalar otros navegadores alternativos al Explorer.

En terreno de divisas, el par euro/dólar se mantiene estable en el 1,22. El oil Texas, por su parte, subió 16 centavos, a 88,59 dólares el barril. Y la onza de oro está al borde de saltar la cota de los 1.600 dólares de nuevo. Hoy repunta 3,40 dólares hasta los 1.595 dólares la onza.