Tras cuatro jornadas consecutivas de pérdidas, los futuros del parqué neoyorquino hacen pensar en una apertura alcista ante la falta de datos macro que pudieran sacar los colores al presunto ‘crecimiento americano’. Mientras tanto y desde Atlanta, todo apunta a que Bernanke hará un discurso en la línea de tipos cero que mantiene EEUU.

Con el cielo despejado a excepción del dato de crédito al consumo que se hará público a última hora de la tarde, los futuros de Wall Street se mantienen en verde. Así, el Dow Jones rebota un 0,36% en la preapertura, el tecnológico Nasdaq hace lo propio con un 0,43% arriba, mientras que el S&P 500 –fuente de disgustos para más de un analista esta semana- sube un 0,57%.

A falta de esos datos macro que pudieran arrojar aún más tierra sobre el crecimiento de la economía americana, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, comparecerá esta misma tarde durante una conferencia en Atlanta. Lo que el mercado ya ha descontado es que los tipos de interés no se toquen y se mantenga el nivel cero de los últimos tiempos para inhalar aire a una economía que parece desinflada por momentos.

Dentro del plano corporativo, la protagonista del día es la banca. Al parecer, según informa Bloomberg, General Electric y Capital One podrían estar interesados en hacerse con el control de la filial estadounidense de ING. Una operación que podría ascender a 9.000 millones de dólares.


Mientras, dentro del sector audiovisual, dos noticias con las que desayunan hoy los estadounidenses. Por un lado, Walt Disney ha anunciado el despido de 200 de sus empleados por la caída en las ventas. Por su parte, NBC, controlada por el gigante del cable Comcast, comprará el 50% que el fondo Blackstone posee de Universal Orlando por 1.000 millones de dólares.

Y euro que no cesa en su escalada. El par euro/dólar se coloca en 1,465, el que es su máximo del último mes. En la parte de las materias primas, el crudo Texas abre con una caída del 0,93% y se coloca ligeramente por encima de los 99 dólares el barril.