La volatilidad que ha caracterizado al mercado en el segundo semestre de 2007 volvió a aparecer ayer tras el asesinato de la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto y tras conocerse un decepcionante dato de pedidos de bienes duraderos. Los principales índices perdieron cada uno más de un 1%, incluyendo el DJIA, que cedió casi 200 enteros.Aunque no se puede descartar un repunte tras la fuerte caída de ayer, los datos macroeconómicos serán probablemente los que determinen si la recuperación se sostendrá. Datos que se conocerán
El Departamento de Comercio publicará a las 16.00 (hora peninsular española) las ventas de viviendas nuevas de noviembre, que el mercado espera muestre una cifra deslucida, como ocurrió en octubre. Además los inversores también estarán pendientes del PMI de Chicago de diciembre, que se espera presente un retroceso del 52,9 anterior al 52,6.