Apertura a la baja del principal mercado del mundo debido a los renovados miedos de que las financieras –y en especial Merrill Lynch-sufran unas amortizaciones mayores de lo esperado en la actual crisis de crédito. Y es que según informa en su edición de hoy The New York Times la entidad podría presentar unas pérdidas derivadas de sus malas inversiones hipotecarias de 15.000 millones de dólares, casi el doble de lo previamente estimado. Así las cosas, en los primeros movimientos, el Dow Jones de Industriales se deja un 1,12% hasta los 12.709 puntos, el tecnológico Nasdaq cae un 0,59% hasta los 2.473 puntos mientras que el S&P 500 retrocede un 0,64% hasta los 2.411 puntos.
La renta variable estadounidense se decanta de nuevo hoy por las ventas a pesar de que ayer el presidente de la Fed animó al mercado al dejar abierta las puertas a una nueva rebaja de los tipos de interés en Estados Unidos. Sin embargo, el miedo a que la crisis de crédito afecte de una manera más importante a las entidades financieras hace que el miedo vuelva a sentirse en el mercado. Los inversores americanos se han despertado hoy con la noticia de que Merrill Lynch podría presentar unas pérdidas derivadas de sus malas inversiones hipotecarias de 15.000 millones de dólares, casi el doble de lo estimado por los analistas. Según informa The New York Times, estas pérdidas son las que llevaron a la compañía a salir a buscar inyecciones de capital por parte de inversores extranjeros. Al nerviosismo existente se añade el hecho de que todas estas compañías financieras comenzarán a presentar sus resultados la semana que viene. Así las cosas, Merrill Lynch comienza la sesión con un ligero repunte del 0,81% hasta los 52,45 dólares, Bear Stearns avanza un 3,05% hasta los 79,79 dólares, Citigroup sube un 0,25% hasta los 28,18 dólares mientras que Bank Of America se deja un 1,04% hasta los 38,89 dólares penalizado tras el anunció de que podría hacerse con Countrywide Financial –que cede más de un 13,4%- por 4.000 millones de dólares. Castigo importante también para los títulos de American Express –cede un 8,69% hasta los 44,67 dólares- tras anunciar que un menor gasto y mayores impagos en las tarjetas de crédito afectarán a su beneficio en 2008.