Los inversores de se muestran escépticos con el riesgo a medida que pasan las horas y Grecia no llega a un acuerdo con sus acreedores. Los principales índices se mantienen prácticamente planos. El Dow Jones sube un 0,06% hasta los 12.712 puntos, el S&P 500 sube un ligero un 0,03% y los del Nasdaq un 0,6%. En el mercado de divisas, el euro tontea con la cota de los 1,29 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 98,96 dólares.


El mercado sigue, una sesión más, con lupa las negociaciones entre el gobierno heleno y sus acreedores. Grecia necesita, cual agua en mayo, convencer a los tenedores de su deuda para poder recibir los fondos adicionales de rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Sin este apoyo financiero, Grecia no podrá hacer frente al pago 14 mil millones que debe en bonos que vence 20 de marzo. Mientras tanto, los inversores se muestran más que cautos.

Aunque el foco de atención está sobre Europa, la Reserva Federal de EE.UU. inicia una reunión de dos días el martes, y por primera vez, el banco central dará a conocer a futuro las previsiones para la tasa de fondos federales. El gobierno también emitirá su primera estimación de crecimiento del cuarto trimestre del año el viernes.

Mientras tanto, el sector tecnológico sigue siendo el que mayores quebraderos de cabeza da a Wall Street. Después de que los dos consejeros delegados del fabricante de la BlackBerry, Research in Motion anunciaran su dimisión, las acciones ceden un 5,47%.

Las acciones de Carnival, propietaria de la compañía encargada del barco Costa Concordia hundido en las costas italianas, caen un 0,51%, aunque desde el día del accidente, el 13 de enero, descienden un 8%.

Halliburton dio a conocer los resultados trimestrales que quedaron por debajo de las expectativas. La petrolera ganó un 54,71% más en 2011, hasta los 2.840 millones de dólares, pero su beneficio por acción fue de 3,26 dólares, frente a los 3,35 dólares que esperaba el mercado. Sus acciones pierden un 3,56% de rentabilidad.

Divisas y materias primas: El dólar perdió terreno contra el euro y el yen japonés, pero se recuperó frente a la libra esterlina.

El barril de petróleo para entrega en marzo sube a 99,96 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en febrero subieron 10.20 dólares, a 1,674.20 la onza.

Bonos: El precio de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años cayó, empujando el rendimiento hasta el 2,03%.