Los futuros del mercado americano cotizan con recortes en la última sesión de la semana. Así los contratos sobre el Dow Jones pierden un 0.04% y marcan los 13.944 enteros. El S&P500 cede un 0.09% en preapertura – hasta los 1517 puntos – mientras que en tecnológico retrocede una décima, hasta los 2762 puntos. Lo hacen pendientes de referencias macroeconómicas como la confianza del consumidor. En el plano emprearial, Kraft y Burguen King han superado las expectativas del consenso.


Hoy la mirada está en la reunión del G-20, donde se busca un acuerdo para suavizar la "guerra de divisas" en ciernes provocadas, entre otros, por el Banco de Japón. Algo que  solo servirá para aliviar tensiones a más corto plazo pero no evitará que ni "Japón ni Suizan sigan manteniendo sus políticas para mejorar sus economías porque tienen muy claro lo que quieren hacer", reconoce  Daniel Álvarez, de XTB. "El paso a una política monetaria / fiscal más agresiva por parte de Japón ha llevado al Yen a depreciarse más de un 20% frente a sus principales cruces en menos de dos meses. Comportamiento que en primera instancia ha beneficiado a las grandes empresas exportadoras japonesas y que ha empujado al alza al Nikkei 225 que durante ese mismo periodo ha conseguido repuntar más de 30 puntos porcentuales", explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: Cartera de trading. G-20 y euro) Los inversores además estarán pendientes de conocer datos como la producción industrial – que podría subir dos décimas en enero después de la revalorización del 0.3% del mes precedente además del dato de confianza del consumidor.

Optimismo sobre resultados

En el plano empresarial, AIG retrocede en torno a 0.52 dólares después de que el vehíuclo de inversión de George Soros haya revelado una inversión de 8.9 millones de acciones a en la aseguradora a 31 de diciembre. Una bajada desde las 15.2 millones que controlaba tan sólo tres meses antes.

Los títulos de CBS ceden posiciones después de que el propietario de la cadena más vista de EEUU haya publicado un beneficio del cuarto trimestre de 393 millones – 0.60 dólares por acción- lastrado por la caída de licencias. Excluyendo gastos, el beneficio fue de 0.64 dólares por acción, por debajo de los 0.69 dólares estimados por el mercado.

Del lado optimista, los resultados de American Electric han superado excpectativas al publicar un beneficio de 0.50 dólares por acción mientras que Burguer King ha elevado hasta los 0.23 dólares por título su beneficio del cuarto trimestre, desde los 0.15 dólares estimados porel mercado. JM Smucker ha adelantado un beneficio de 1.47 dólares, también por encima de los 1.39 dólares esperados por el mercado.

De la grandes, Kraft ha anunciado un beneficio de 0.57 dólares por acción con ingresos de 4.490 millones de dólares, peores de lo esperado. Eso sí, las previsiones anuales de la compañía para este ejercicio las eleva hasta los 2.75 dólares por acción.